viernes, 18 de abril de 2014

 

Salud

23 / 10 / 2012
- 10:34:28
Los biopolímeros, un problema para la salud

Soluciones: Los biopolímeros y sus efectos por Globovision
GAAR / Globovisión
Los biopolímeros son sustancias de origen vegetal o derivados del petróleo que no absorbe el organismo humano. En la actualidad son usados para el aumento de glúteos y pectorales, ya que crean bultos. Sin embargo, los biopolímeros están prohibidos por ser consideraros un problema para la salud que puede traer consecuencias graves como la muerte.

En Venezuela el uso y tratamiento de estas sustancias se encuentra completamente prohibido desde diciembre de 2011 por parte del Ministerio de la Salud (MINSALUD). Solo en el 2011 se registraron 866 denuncias y se realizaron cerca de 5.530 inspecciones en spas y clínicas, de las cuales 240 fueron clausuradas por aplicar esta sustancia.

En lo que va de 2012, el MinSalud ha registrado al menos 400 casos de complicaciones por el uso de biopolímeros.

Las personas deciden hacer uso de los biopolímeros, en muchas ocasiones, por ser un tratamiento económico, por ofertas de prótesis económicas. No siempre conocen a la persona que los trata y no saben si es un especialista. La mala praxis puede producir graves lesiones en la zona e incluso hasta la muerte.

¿El problema es el mal uso del biopolímero?

Ramón Zapata, vicepresidente de la Sociedad de Cirugía Plástica, indicó “Muchas clínicas no tienen el permiso ni el cuidado sanitario, no hay personas capacitadas para colocar estos productos que además generan complicaciones gravísimas. Inyectar estos compuestos de aceites en las venas o en una zona donde no sea la correcta puede ocasionar la muerte del paciente”.

¿Cuál es el riesgo del uso de biopolímeros?

“El riesgo es altísimo; puede ser desde una reacción inflamatoria leve o hasta la formación de una masa dura que generará una inflamación severa. No obstante, estos aceites se desplazan por las células blancas, pueden desplazarse en el cuerpo y llegar a zonas como el tobillo o el pie, generando inflamaciones en esa zona”, informó Zapata.

¿Quiénes son los autorizados para inyectar cualquier tipo de sustancia que no sea biopolímeros?

“Los médicos dermatólogos, cirujanos plásticos, son los autorizados para realizar dichas inyecciones, pero actualmente no existe un tipo de relleno aprobado en Venezuela que sea permitido como el biopolímero, el ácido, la silicona. Todas estas sustancias inyectables van a producir una reacción inflamatoria y pueden traer consecuencias a largo plazo. En el mercado actualmente existe una gran cantidad de compuestos que tienen el mismo fin. Crean bultos, pero ninguno esta aprobado, ya que no cumplen con los requisitos sanitarios”, agregó el vicepresidente de la Sociedad Venezolana de Cirugía Plástica.

De igual manera se conoció que el muy llamado “Botox” si está autorizado y aprobado para su uso en Venezuela, ya que este compuesto no crea inflamaciones ni bultos y está destinado solo al uso de eliminar las arrugas.

¿Se puede operar a las personas que ya tienen biopolímeros?

“Sí se puede, pero lo difícil es extraer el compuesto ya que éste entra en diferentes planos y es difícil encontrarlo. Si se esparce por todo el cuerpo o en zonas difíciles ¿cómo quitamos esa cantidad de tejido? Por lo menos en los glúteos hay mucho tejido y no podemos quitarlo todo, por eso en ocasiones es mejor utilizar drogas para reducir las reacciones inflamatorias” indicó Zapata.

Asimismo, destacó que la operación con láser puede ser una solución para reducir las lesiones de las cirugías con biopolímeros. Indicó que hay estudios que garantizan, aunque no del todo, la aplicación y uso del láser, ya que disminuye la inflamación en el sitio. La extracción completa del organismo aún no se ha aclarado del todo.

La mejor solución es la prevención del uso de estas sustancias

“Lo primero es prevenir. Podemos salvar a alguien que no se deje inyectar por alguien no calificado. Esperamos la aprobación de una nueva resolución donde se aplique el cierre de estos establecimientos y se ofrezcan penas legales para las personas que no son médicos y están aplicando esta sustancia”, finalizó Zapata.

Es importante conocer los riesgos del uso de estas sustancias en mano de personas no capacitadas. A pesar de las advertencias y la prohibición de los biopolímeros, las personas aún continúan asistiendo a clínicas no autorizadas, poniendo en riesgo su salud y su vida.