jueves, 17 de abril de 2014

 

Ciencia y tecnología

07 / 05 / 2012
- 10:25:32
Las flatulencias de los dinosaurios calentaron el clima de la tierra
Las flatulencias de los dinosaurios calentaron el clima de la tierra
/ DFG
No solo las vacas tienen la culpa. Los dinosaurios saurópodos, unos gigantes herbívoros, podrían haber producido con sus flatulencias la suficiente cantidad de metano como para calentar el clima de la Tierra hace millones de años.

Los «escapes» de estos animales expulsaban nada menos que 520 millones de toneladas de este gas de efecto invernadero al año, comparable a todas las fuentes naturales o artificiales de este contaminante que existen en el mundo actualmente. Esta es la conclusión de un estudio publicado por investigadores británicos en la revista Current Biology.

Los saurópodos descomunales, que se distinguen por su enorme tamaño y su cuello inusualmente largo, estaban ampliamente extendidos por el mundo hace unos 150 millones de años. Y al igual que ocurre con las vacas, los microbios que producen metano ayudaban a la digestión de los saurópodos fermentando en sus sistema digestivo las plantas que les servían de alimento.

«Un simple modelo matemático sugiere que los microbios que vivían en los dinosaurios saurópodos podrían haber producido suficiente metano para tener un efecto importante en el clima del Mesozoico», dice Dave Wilkinson, de la Universidad John Moores en Liverpool. «De hecho, nuestros cálculos sugieren que estos dinosaurios podrían haber producido más metano que todas las modernas fuentes de contaminación de este gas -tanto naturales como causadas por el hombre- puestas juntas».

Wilkinson y el coautor del estudio, Graeme Ruxton, de la Universidad de St Andrews, estudiaban la ecología de los saurópodos cuando se dieron cuenta de algo: Si las vacas modernas producen gas metano suficiente para que los científicos del clima se fijen en sus efectos, ¿que ocurría con los saurópodos?

Matemáticas y gases

Los fisiólogos han estudiado la producción de metano a partir de una serie de animales modernos para derivar ecuaciones matemáticas que predicen la producción de metano de animales de diferentes tamaños.

Resulta que esos cálculos dependen solamente de la masa total de los animales en cuestión. Un saurópodo de tamaño medio pesaba algo así como 20.000 kilos, y los saurópodos vivían en densidades que van desde unos pocos adultos de gran tamaño a varias decenas de individuos por kilómetro cuadrado.

Los científicos calcularon que las emisiones globales de metano de los saurópodos eran de 520 millones de toneladas al año, comparables a las emisiones totales de metano modernas. Antes de que la industria despegara en el mundo hace unos 150 años, las emisiones de metano eran alrededor de 200 millones de toneladas al año.

En comparación, los modernos rumiantes, incluyendo vacas, cabras, jirafas, etc, producen emisiones de metano de 50 a 100 millones de toneladas en el mismo período de tiempo. En comparación, los saurópodos eran capaces de expulsar todo un «bombazo».