domingo, 20 de abril de 2014

 

Analistas

10 / 10 / 2012
- 03:56:47
La victoria no es acabar con el otro
La victoria no es acabar con el otro
Eli Bravo / http://www.inspirulina.com
Los ánimos están encendidos y la razón es clara: la polarizada elección presidencial en Venezuela es más que una contienda política. Los candidatos y sus seguidores la han enmarcado como un pulso para definir el futuro del país, pero sobre todo, para determinar quien detenta el poder en una democracia atizada por enfrentamientos continuos. Lo que pasa en Venezuela no es un simple acto electoral. Tras años de conflictividad, la votación del domingo se perfila como una alternativa institucional a una lucha de poder.

Y la victoria para un lado no puede entenderse como el derecho a acabar con el otro.

La máxima de que una cosa es vivir la experiencia y otra saber de ella se aplica perfectamente para este caso. En papel y en el monitor del computador estos meses han resumido años de enfrentamiento político que ha desgarrado el tejido social de un país que añora la paz. Pero en la calle, en la cotidianidad del venezolano, este enfrentamiento tiene una carga emocional muy densa. Y en ese ambiente la violencia verbal y psicológica ha echado raíces peligrosas.

¿Son justificables estas expresiones de odio y violencia? De ninguna manera, pues si bien un historial de abusos, provocaciones y desconfianza son el acicate para hacer más volátil el ambiente, la verdad es que por ese camino solo se refuerza una espiral de dolor y separación.

Y estas elecciones pueden (y deben) servir para superar el capítulo del rencor y abrir el camino a la reconciliación. Esa será la verdadera victoria.

Como venezolano votaré este domingo. Para ello debo tomar 2 aviones y manejar 14 horas hasta Nueva Orleans. El camino lo recorreré con buenos amigos con los cuales he comentado y compartido la última década de noticias y acontencimientos en nuestro país natal. Y te confieso, si bien he votado en todas las elecciones desde que soy mayor de edad, en esta oportunidad tengo una emoción especial: siento que hay una oportunidad de abrir esa puerta a la sanación.

En esta plataforma de inspirulina hemos abogado por el bienestar en su más amplia expresión. Y eso incluye el uso consciente de nuestra libertad. Por ello me refiero a escoger en el presente lo que consideramos que es lo mejor para nosotros y nuestro entorno, pero sobre todo, hacerlo desde el ámbito de la conexión y el entendimiento. Sin tender barreras, al contrario, derribándolas.

Nadie puede predecir a ciencia cierta qué pasará el domingo. Pero algo sí podemos hacer para que sea un día de celebración: dejar de lado los sentimientos que crean una mayor brecha entre los seres humanos y abrazar aquellos que nos permiten crecer como una verdadera comunidad.

Si eres venezolano, vota. Si nos lees desde otro país, piensa en la manera como puedes sembrar en tu entorno una mayor armonía. ¿Una sugerencia? Comienza por usar palabras, pensamientos y acciones que se transformen en bienestar.

Sembrar el odio pensando que con ello cultivarás amor es una mentira. Una mentira que solo beneficia a quienes creen que la única manera de ganar es eliminando al otro.