sábado, 19 de abril de 2014

 

Turismo

02 / 06 / 2005
- 02:49:30
La Riviera suiza, el dorado de las clínicas de rejuvenecimiento
/ MMS

La Riviera suiza, una pequeña región de la Suiza francesa a orillas del lago Lemán entre Lausana y Montreux, es un verdadero eldorado para las clínicas privadas especializadas en cirugía estética, rejuvenecimiento, revitalización y otras curas para retrasar el envejecimiento.


Una docena de clínicas privadas están situadas en este arco alrededor del lago, donde "hay trabajo para todo el mundo", según un médico de la Clínica de la Prairie, uno de los establecimientos más conocidos.


Una de las especialidades locales es la "revitalización" a base de inyecciones de extractos celulares de feto de cordero.


El tratamiento, puesto a punto en los años 1930 por el profesor Paul Niehans, cuesta al menos 10.000 euros la semana.


"No es un tratamiento mágico. También hay que hacer deporte todos los días y llevar una vida sana, porque de lo contrario equivale a tirar 20.000 francos suizos por la ventana", previene Yael Bruigom, responsable de marketing de la clínica.


Numerosos políticos, entre ellos Konrad Adenauer o Winston Churchill recurrieron al parecer a esta terapia celular, así como el papa Pío XII.


Hoy es imposible saber quién se somete a este tratamiento ya que las clínicas suizas que practican esta terapia preservan celosamente el secreto, imprescindible para su renombre y donde es posible recibir cuidados con toda discreción, sin ver nunca a otros pacientes.


La terapia celular se realiza a través de inyecciones, dos veces por día, de extractos compuestos por células de feto de cordero. "Controlamos toda la cadena, del animal hasta el laboratorio", sostiene Bruigom.


Estos extractos, vendidos a precio de oro, supuestamente reducen el envejecimiento inexorable del cuerpo y tienen efectos benéficos en el sistema inmunitario, según el prospecto de las clínicas que los aplican.


Según el diario local 24 Heures, las clínicas privadas han invertido cerca de 63 millones de francos suizos (40 millones de euros) en los últimos años para hacer frente a la creciente demanda.


La clientela que viene a Suiza para rejuvenecerse gracias a un lifting o una cura de revitalización también es un buen negocio para el comercio local.


La partida salud representa 12.000 noches de hotel por año en Montreux. "No se trata sólo de noches pasadas en las clínicas, sino que hay muchos pacientes que son tratados en ambulatorio y duermen en el hotel", indica Harry John, director de la Oficina de Turismo de Montreux-Vevey.


En total, los tratamientos clínicos representan cada año "más de 24.000 noches para la región". Además, los clientes de las clínicas gastan mucho. "Buscan las marcas y tiendas de lujo, y se quedan al menos seis días, mientras que la media de una estancia en Montreux es de 2,5 días", dice John.

La revitalización sólo es un aspecto de la medicina estética propuesta en Montreux, donde las operaciones de lifting o remodelaje de la silueta o de la nariz están de moda. La mayoría de los clientes de estas clínicas vienen de América Latina, Rusia y más recientemente China.


Las suites más caras, a más de 25.000 euros la semana, son ocupadas habitualmente por chinos, que son los únicos clientes que utilizan la cocina de estos apartamentos de lujo para hacerse un arroz.