lunes, 21 de abril de 2014

 

En Vanguardia

07 / 08 / 2005
- 04:14:11
La Diacereina alivia definitivamente los problemas de la Osteoartritis
/ CF

La Osteoartritis (OA) es una enfermedad crónica y probablemente una de las de mayor prevalencia a nivel mundial. Se caracteriza básicamente por la destrucción del cartílago, en donde hay inflamación articular lo que da como resultado una gran discapacidad funcional.

 

Después del reumatismo de partes blandas, es la enfermedad reumática con mayor predominio en Venezuela. Tanto así que el Centro Nacional de Enfermedades Reumáticas del Hospital Universitario de Caracas, constituido por 12 Unidades de Reumatología a nivel nacional, ha desarrollado un estudio con resultados sorprendentes: desde el año 1995 al 2004, se registraron 51.728 casos de Osteoartritis, los cuales ocupan 22.7% de todas las enfermedades reumáticas.

 

No se sabe con exactitud el papel que juega la herencia en esta patología.  Pero ataca más a mujeres que a hombres, sobre todo después de los 60 años de edad.

 

Los factores de riesgos de la OA han sido estudiados profundamente. Ser mujer es uno de esos principales factores. También lo es el índice de masa corporal elevado y además si la persona tiene algún tipo de lesión en los meniscos de las rodillas.

 

Ante este panorama, Laboratorios Leti, S.A.V. invitó al país a dos importantes investigadores internacionales expertos en la materia para presentar un par de  interesantes conferencias en el marco del III Simposio Internacional de Reumatología, celebrado recientemente en Caracas. Los Doctores Johanne Martel-Pelletier, PhD, Directora de la Unidad de Investigación en Osteoartritis del Hospital Notre Dame de Montreal, Canadá  y Jean-Pierre Pelletier, MD, Jefe de la División de Reumatología de la Universidad de Montreal, Canadá, coincidieron en que aún cuando el diagnóstico temprano es de vital importancia en esta patología, también lo es el descubrimiento de la diacereina como principio activo en el tratamiento y retardo de la progresión de la Osteoartritis.

 

Como lo explica Johanne Martel-Pelletier, la Osteoartritis tiene una parte inflamatoria y en este elemento de inflamación hay un factor muy importante como lo es la participación de unas sustancias llamadas citoquinas, en este caso la Interleucina 1 (IL-1) es la citoquina que tiene una participación muy importante en lo referente al desarrollo y la progresión de la enfermedad, o sea, con  el hecho de que la enfermedad continúe. La diacereina actúa específicamente en relación a esta citoquina (IL-1), inhibiéndola y evitando que produzca más daño a la articulación. Vale decir que las citoquinas son sustancias mediadoras de la inflamación. “Las citoquinas se encuentran en el cartílago de forma inactiva y aumentan su expresión por otras citoquinas que van a activar a ésta una vez que comienza el proceso de destrucción articular. Cuando se destruye el cartílago, estos productos liberados de la destrucción hacen que haya inflamación dentro de la articulación y aumentan la expresión de estas sustancias que se llaman citoquinas”, dice.

 

Por su parte, Jean-Pierre Pelletier, explica que la diacereina produce un alivio en los efectos de la OA, sobre todo en las rodillas y la cadera. Este principio activo tiene un efecto aditivo junto con los AINEs (anti-inflamatorios no esteroideos). La diacereina, además de detener la progresión de la Osteoartritis, es efectiva para aliviar el dolor producido por esta, incluyendo dos meses después de haberla dejado de tomar. “Se ha demostrado, según los últimos estudios, que la diacereina ha contribuido a una reducción significativa de la evolución de la Osteoartritis en la cadera”.

 

En cuanto al perfil de seguridad, que es muy importante en todo medicamento, “podemos decir que el uso de la diacereina es de mayor seguridad que muchos AINEs en lo que se refiere a efectos secundarios en las vías digestivas altas y la función renal, específicamente el edema y la hipertensión y en el sistema nervioso central. Igualmente, se ha trabajado en el área de la comparación de la seguridad en cuanto a los efectos en el sistema cardiovascular, mostrando un perfil de seguridad superior al de los anti-inflamatorios no esteroideos (AINEs)”.

 

“Los pacientes tienen un alivio del dolor a corto plazo cuando usan AINEs, porque estos son fármacos de acción rápida. El modo de acción de la diacereina es totalmente diferente, porque reduce progresivamente el efecto crónico,  disminuyendo la producción de citoquinas y la destrucción del cartílago por una parte y por la otra la inflamación crónica. Entonces, a diferencia de los medicamentos de acción rápida, la diacereina  manifiesta su acción en la tercera o cuarta semana antes de iniciar su efecto más importante, como es detener el avance de la Osteoartritis.

 

Hay dos buenos motivos por los cuales se pueden combinar ambas drogas. Por una parte es un criterio muy sensato complementar la diacereina con los AINEs, porque el efecto de la diacereina se deja sentir a las 2 ó 3 semanas, el efecto directo sobre los síntomas con la acción rápida de los AINEs es recomendable sobre todo al inicio del tratamiento. El segundo criterio para poderlos combinar es que los dos medicamentos tienen efectos adicionales.  Por ejemplo la diacereina posee efecto básico en la reducción de los síntomas y que haya una menor exacerbación o actividad, pero cuando ocurre es muy lógico complementarla con los AINEs una semana, mientras se calma esa exacerbación y luego continuar con la diacereina sola”, explica el galeno.

En cuanto a la dosificación de la diacereina, lo recomendable es tomar dos cápsulas de 50 mg. por día.  

 

En todo caso, la prevención es de vital importancia y hacerse una resonancia magnética después de los 30 años en el caso de las mujeres y con frecuencia en el caso de deportistas es lo más recomendable. Si ya se padece la patología, el médico tratante podrá ayudar al paciente con el uso de la diacereina.