sábado, 19 de abril de 2014

 

Ciencia y tecnología

10 / 05 / 2013
- 09:00:31
La ánguila pasa de "pepita de oro" a animal en extinción

La ánguila pasa de "pepita de oro" a animal en... por Globovision
/ Globovisión/AFP
Mientras sostiene una transparente y minúscula cría de anguila en la palma de su mano, Chris Bowser, un especialista en conservación ambiental del estado de Nueva York, mueve la cabeza sorprendido: "Esto vale alrededor de un dólar".

Como cada primavera, crías de anguilas - de grandes ojos negros insertos en cuerpos blancuzcos del tamaño de las lombrices de tierra - se deslizan desde alta mar hacia los ríos a lo largo de la costa atlántica de América del Norte.

Pero cada vez menos hacen el recorrido.

En el Mar de los Sargazos, en la parte occidental del Atlántico Norte, donde se cree que estos peces se reproducen, la Unión Europea observó una disminución de las reservas del 95%. Asia es testigo de una crisis similar: Japón incluyó en febrero a la anguila en su lista roja de especies amenazadas.

En América del Norte, Canadá ha impuesto severas restricciones a la captura de estos peces, pero su vecino Estados Unidos apenas se ha contentado con clasificar la especie como "agotada".

Para Kate Taylor, de la Comisión de Pesca Marina de los Estados del Atlántico (ASMFC, por su sigla en inglés), que reúne a 15 estados costeros de América, la "muy misteriosa" anguila es tan poco conocida que las autoridades estadounidenses no saben qué actitud adoptar. Nuevas cuotas de pesca, sin embargo, podrían aprobarse el 21 de mayo en una reunión de esta comisión.

El agotamiento de este pez y el aumento de la demanda en Asia, donde el "unagi", como se llama, es particularmente apreciado en Japón como ingrediente del sushi, han transformado a la anguila en la pepita de oro del mar, con precios que bordean los del caviar.

En Maine (noreste de EEUU), único estado junto con Carolina del Sur (sureste) que emite licencias de pesca de crías de anguila, el medio kilo se vendía en 2012 a unos 2.600 dólares, o alrededor de un dólar la cría. A modo de comparación, el medio kilo de langosta se consigue allí por 2,69 dólares.