viernes, 25 de abril de 2014

 

El Tema

20 / 10 / 2008
- 10:11:23
Jurado escuchará a Kauffman sobre los presuntos actos ilícitos que involucran a funcionarios venezolanos
Jurado escuchará a Kauffman sobre los presuntos actos ilícitos que involucran a funcionarios venezolanos
/ AQB/VV

Comienza la octava semana del juicio relacionado al caso del Maletín. En Miami el Jurado está listo para escuchar hablar a Carlos Kauffman sobre presuntos sobornos y corrupción entre Franklin Duran y supuestos funcionarios de Venezuela.

 

Doce principales y cuatro suplentes forman el jurado que dictaminará si Franklin Durán es culpable o inocente. Cuatro de estos jurados son latinos, algunos prestan más atención que otros a los testimonios. Pero tienen que estar día a día en la Corte Federal presentes y puntuales. Reciben un pago diario de cuarenta dólares, les cancelan los gastos de transporte y estacionamiento y en sus trabajos deben continuar pagándoles el salario durante todo el proceso judicial. Es un acto prohibido cualquier tipo de despido, intimidación o coerción al jurado. Ellos deben tomar una decisión basándose en los testimonios y argumentos de la defensa y la Fiscalía.

 

La defensa de Franklin Durán se ha paseado por varias estrategias. En una primera etapa se manejó con fuerza el argumento de que el acusado no fungía como agente del Gobierno de Venezuela sino que simplemente aconsejaba a su amigo, Guido Alejandro Antonini Wilson, para que firmara un poder para que un abogado  lo representara en Argentina.

 

A medida que ha pasado el juicio, el argumento de la amistad se ha mantenido pero ha bajado su nivel. El abogado de Durán le dio más fuerza a la teoría de que Antonini Wilson quería quedarse con el dinero de Duran. Textualmente dijo en una de las audiencias "él colaboró con el gobierno de los Estados Unidos para poner a Durán en la línea de fuego de este caso y meterlo en la cárcel".

 

Por esta razón, se comenzó a hablar de inducción al delito, en una especie de trampa entre Antonini y el FBI para hacer caer al defendido. Luego de varias acciones del abogado defensor, intentando demostrar a la jueza que debería explicársele al jurado esta posibilidad de inducción a delinquir, La jueza decidió que iba a instruir al jurado en este punto, aunque en una de las audiencias la Jueza le preguntaba  a la defensa que si en algún momento Antonini le habría pedido directamente a Durán que le trajera el dinero del gobierno de Venezuela. La defensa respondió “no” explícitamente, por lo que podría perder peso esa hipótesis.
 
La Fiscalía por su parte ha logrado varios puntos. Logró que se le explicaran al jurado todos los actos anteriores de Durán, donde explica su presunta relación, basada en actos de corrupción, con algunos funcionarios del gobierno venezolano.

 

El testimonio de Carlos Kauffman, quien se espera que hable de nuevo pero ahora en presencia del jurado, ahondará más sobre presuntos pagos de comisión y soborno a funcionarios. Kauffman hasta dejó entrever que fungían como especie de testaferros, guardando el dinero de algunas autoridades a cambio de comisión.

 

Esto podría demostrarle al jurado que, tal como lo había señalado Kauffman anteriormente, hacían favores a algunos del gobierno de Venezuela, a cambio de beneficios.

La Fiscalía tiene como prueba reina un carnet de Franklin Durán donde aparece como Comisario Jefe de Inteligencia de la Naval, aunque la defensa intentó demostrar que en Venezuela algunas personas con poder y conexiones pueden tener esta documentación.

 

Las conexiones de la familia Durán con la Disip podría ser un punto fundamental para el jurado para determinar si Franklin Durán trabajaba como agente del gobierno de Venezuela o no. Existe un video en el cual aparece el hermano de Durán, Pedro Durá, con indumentaria del cuerpo de inteligencia, en medio de los allanamientos del 2002, varios años antes del incidente de la maleta.

Se espera para la semana el testimonio de Kauffman frente al jurado para hablar de la presunta relación de corrupción con el gobierno de Venezuela, luego los argumentos de cierre de las dos partes, acto que tomaría aproximadamente seis horas y en donde se condensan los puntos más importantes tanto de la Fiscalía como de la defensa. Para el día jueves ya podría comenzar a debatir el jurado sobre cuál será su veredicto.