domingo, 20 de abril de 2014

 

Economía

22 / 05 / 2013
- 03:08:28
Jesse Chacón: "Nuestro reto más grande va a ser la disminución de la demanda eléctrica"
Jesse Chacón:
SCZ / Globovisión/EFE
El actual patrón de consumo eléctrico de Venezuela no es sostenible en el tiempo y se necesita una "discusión seria" sobre el costo de la electricidad en el país, que actualmente es el más barato del mundo, dijo el ministro de Energía, Jesse Chacón, en una entrevista con Efe.

El tema de la electricidad es fuente de constante controversia en Venezuela, donde los apagones suelen ser frecuentes y el Gobierno acusa a sectores de la oposición de sabotear la red.

Tras ser designado en el cargo el 22 de abril pasado, Chacón militarizó el sistema eléctrico y declaró la entrada en vigor de una emergencia del sector por 90 días con el fin de "estabilizar" la red de energía nacional.

El ministro considera que, junto con las inversiones y el mantenimiento de la red, es clave para acabar con los apagones un cambio cultural entre los venezolanos, que según dijo son los mayores consumidores de electricidad per cápita de América Latina, duplicando incluso la media regional.

"El venezolano es el sistema eléctrico en América Latina que tiene la mayor demanda y la tarifa más barata del mundo, con lo cual tenemos un problema de una demanda que va más allá de lo que internacionalmente se ha llamado uso racional o eficiente de la energía", afirmó Chacón.

"En el tiempo no es sostenible, porque no importa lo que se agregue al sistema, si no logramos crear una conciencia de uso racional y eficiente, la demanda te lo va a jalonar completo", añadió.

De acuerdo con cifras que mostró el ministro, la tarifa de electricidad de Venezuela es de 3,1 centavos de dólar, la mitad de la de Bolivia y un tercio de la de Colombia.

Frente a esto, Chacón sostuvo que la posibilidad de un alza de la tarifa eléctrica es uno de los aspectos que se pueden estudiar, aunque no adelantó si el Gobierno del presidente Nicolás Maduro, impulsará una medida de ese tipo.

"Lo primero que hay que decir es que en Venezuela el costo de la tarifa por kilovatio es el más barato del mundo, una de las preguntas que tenemos que hacernos es si queremos que siga siendo el más barato del mundo", dijo.

"Se hace necesario un mecanismo que abra dentro de la sociedad venezolana una discusión seria sobre el tema del uso racional y eficiente de la energía eléctrica", indicó.

Con miras a reducir el consumo, Chacón presentará formalmente en agosto próximo un sistema mediante el cual se dejará de subsidiar la tarifa de aquellos usuarios que consuman más de lo que el Gobierno defina como "uso racional", un modelo que según el ministro sigue esquemas similares que rigen en "países europeos y asiáticos".

"No es un esquema para maximizar ingresos, es un esquema para incentivar el uso racional y eficiente de la energía", aseguró.

El sistema eléctrico de Venezuela funciona por momentos al límite, dado que la generación es de hasta 19.000 megavatios y en horas punta la demanda ronda los 18.000 megavatios.

Chacón presentó poco después de asumir el cargo de ministro un plan para aumentar la disponibilidad de energía en un 20 % en 100 días y "abrir una ventana" de hasta 3.000 megavatios que dé al sistema una reserva que permita realizar tareas de mantenimiento en la red.

"Una vez que ganemos esa reserva de 2.000/3.000 megavatios, podremos acometer todo el plan de mantenimiento que nos permita optimizar toda la generación y podremos soportar lo que hoy estamos demandando", explicó.

El ministro se mostró confiado en que los venezolanos comprendan que "la energía eléctrica tiene un costo de producción y un costo ambiental que lo van a pagar los hijos" de todos, pero reconoció que lograr una reducción de la demanda es su "reto más grande".

"Nuestro reto más grande va a ser la disminución de la demanda, porque depende mucho de hasta donde logremos la comprensión de la sociedad venezolana. Estoy seguro de que con una discusión transparente muchos venezolanos se van a dar cuenta de que se puede tener confort sin necesidad de tener una sobredemanda", afirmó.