viernes, 25 de abril de 2014

 

Nacionales

10 / 01 / 2013
- 03:33:24
Nicolás Maduro: Que nadie se confunda, ya el TSJ dictó sentencia

Nicolás Maduro: Que nadie se confunda, ya el TSJ... por Globovision
FL/AAS / Globovisión
El vicepresidente Nicolás Maduro aseguró que todos los venezolanos deben respetar la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), aunque no la compartan.

La Sala Constitucional decidió que en el país hay "continuidad administrativa", razón por la cual el presidente Chávez puede juramentarse cuando la "causa sobrevenida" que lo aqueja (Cáncer) haya desaparecido. De esta manera, el presidente reelecto tiene carta abierta para regresar al país, cuando su equipo médico así lo decida.

"Que nadie se confunda, ya el Tribunal Supremo de Justicia dictó sentencia (...) Antes de llegar a este acto, vimos los resultados de una encuesta de una firma internacional, 68.5% de los venezolanos opinaron que apoyan la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia y así tiene que ser. Todo el mundo tiene que decir santa palabra cuando habla el máximo tribunal, así no estemos de acuerdo", dijo.

Alertó que la oposición estaría buscando "manchar la historia política" de Venezuela, con el posible surgimiento de guarimbas en algunas ciudades. Sin embargo, afirmó que quienes deseen protestar son libres de hacerlo "dentro de las leyes". Aprovechó para hacer un llamado "a no volverse locos".

También amenazó a los gobernadores de la Mesa de la Unidad Democrática que fueron reelectos en sus cargos, en las elecciones regionales del 16 de diciembre de 2012. "Dejen el guavineo, si ustedes no reconocen el gobierno legítimo del presidente Chávez. Nosotros estamos estudiando acciones legales muy contundentes. Tengan cuidado, si ustedes no me reconocen a mí, yo no tengo que reconocerlos a ustedes", advirtió.

Para cerrar el acto, Nicolás Maduro levantó el texto de la Constitución para tomar el juramento de los presentes en defender la cuarta reelección de Hugo Chávez, expresada en votos el pasado 7 de octubre durante las elecciones presidenciales.

"Juro absoluta lealtad a los valores de la patria, absoluta lealtad al presidente Hugo Chávez (...) Juro que me comprometo a llevar adelante el programa de la patria en cada barrio, en cada fábrica, en cada escuela, en cada esquina, en cada plaza. Juro por la Constitución Bolivariana que defenderá la Presidente del comandate Chávez en la calle con la razón, con la verdad", repitieron después del vicepresidente las personas que estaban en las adyacencias del palacio de gobierno.

Unión cívico militar en el gobierno

Maduro agradeció a los representantes de los países latinoamericanos que participaron en el acto celebrado cerca del Palacio de Miraflores este 10 de enero y se mostró complacido por el apoyo de los venezolanos al presidente Chávez ante su ausencia en la juramentación.

Resaltó la "jornada de solidaridad" protagonizada por los venezolanos que acudieron a las calles de Caracas para manifestar su respaldo al gobierno y recordó que el presidente Chávez libra una batalla en La Habana, Cuba, en contra del cáncer.

Maduro también criticó las "manipulaciones" por el estado de salud del Jefe de Estado. Denunció que hay líderes en el mundo preocupados por el futuro del movimiento político que se inició en Venezuela con la llegada de Chávez al poder en 1999.

"Esta revolución tiene sus motores prendidos, nuestro pueblo está más unido que nunca, el pueblo marcha firme con el socialismo", aclaró para desmentir versiones publicadas en medios de comunicación sobre un presunto conflicto entre él y el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello.

" Dicen que Diosdado y yo nos estamos matando, pero nos matamos de amor por el pueblo (...) No se equivoquen, aquí hay un pueblo que ha demostrado su fortaleza", afirmó.

Maduro se dirigó a Chávez y le dijo: "Continúe su batalla, tranquilo, que aquí tiene un prueblo revolucionario y bolivariano respaldándolo, y una Fuerza Armada acompañándolo, como esos aviones Sukhoi que sobrevolaron Caracas con un mensaje de unión cívico militar".

Asimismo, le envió un mensaje a los integrantes del PSUV. "Nosotros estamos libres de aspiraciones personales o politiqueras; somos soldados e hijos leales de Chávez", aseveró.

Maduro invita a unirse al chavismo " sin pena" por Globovision

Invitación a unirse al chavismo "sin pena"

Al iniciar sus palabras en el acto celebrado cerca del Palacio de Miraflores, saludó a Winston Vallenilla a quien calificó como "un valor de la televisión venezolana".

"Winston tiene un alma pura de patriota venezolano y lo que ha hecho hoy es expresar con libertad su sentimiento", dijo. Denunció que "hordas de intolerables fascistas" acosaron al locutor tras participar en el acto de la Celac "cómo si él no tuviera derecho a ser bolivariano".

Asimismo, Maduro se refirió a la ex Miss Mundo, Ivián Sarcos, quien visitó al presidente Chávez en el Palacio de Miraflores, destacando "y le cayeron encima. Nosotros le decimos a todos aquellos venezolanos que tengan en su corazón la patria".

Invitó a los "venezolanos que no están en el torrente de esta revolución" para que se acerquen "sin pena".

El también canciller pidió un aplauso para el gabinete ministerial en el inicio "del nuevo gobierno", junto a deportistas venezolanos, presentes en la actividad.

Aviones de las Fuerzas Armadas surcaron el cielo de Caracas durante la alocución de los líderes americanos. Los animadores del evento aseguraron que la muestra área se realizó en apoyo al presidente Chávez.

Antes de las palabras de Maduro, líderes latinoamericanos manifestaron su apoyo a la gestión del presidente Chávez.



Así se organizó la concentración

Gran cantidad de autobuses con simpatizantes oficialistas llegaron durante la madrugada de este jueves a Caracas, provenientes del interior del país, para asistir a los actos convocados por el Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) en el Palacio de Miraflores, con el fin de dar apoyo al presidente Hugo Chávez, recluido en un centro médico de Cuba y ausente para la toma de posesión.

Los colectivos (buses) fueron apostados en Parque Central, la avenida Universidad, avenida Libertador, Bellas Artes, La Campiña y avenida Baralt. Se reportó que la avenida Urdaneta se encuentra cerrada, originando fuerte tráfico en los alrededores.

Algunas tarimas fueron instaladas en los puntos de concentración de la actividad oficialista: Esquina Veroes, esquina Santa Capilla, esquina Carmelitas, Avenida Baralt y avenida 10 frente al Palacio de Miraflores, donde varios voceros del Gobierno han emitido algunas palabras.

También se reportó que efectivos militares custodiaron la avenida Bolívar y otras calles de la capital.