jueves, 17 de abril de 2014

 

Reporte Gerencial

02 / 05 / 2013
- 08:32:58
"Hoy es mi tiempo de irme", dijo directora de Investigación tras su renuncia a Globovisión

"Hoy es mi tiempo de irme", dijo directora de... por Globovision
/ Globovisión
"'Hay tiempo para todo bajo el sol"… hoy, es mi tiempo de irme'", así, citando la Biblia se despidió este jueves Lysber Ramos Sol, directora de Investigación y Opinión de Globovisión. Llena de agradecimiento y sobre todo de recuerdos, renunció a la labor que ejerció en el canal por más de 17 años.

"Lichi", como es llamada por sus compañeros, tomó la decisión dos días antes de la venta del canal. Explicó que prefiere "tener el honor de hacerlo dentro de la GLOBOVISION que conocí".

"Es una decisión personal valorada a la luz de principios y valores que son determinantes para mí. La tomé luego de intercambiar, por varias horas, impresiones y reflexiones con quienes serán los nuevos dueños del canal", escribió Lichi en una carta leída este jueves ante todos los empleados de Globovisión.

Agradeció a sus entrañables compañeras de lucha en la planta: Elsy Barroeta, María Fernanda Flores, Lina De Amicis, Edith Ruiz y Janeth De Abreu.

Además agregó a la lista a quien la sumó a esta familia, Alberto Federico Ravell. "Mucho de lo que es excelente periodismo y conocimiento de televisión, me lo llevo, gracias a ti", dijo.

Al señor Guillermo Zuloaga y a su hijo Carlos les expresó: "Quiero agradecerles el inmenso privilegio de permitirme ser parte de GLOBOVISION, de brindarme la ocasión de experimentar muy dignamente, esta etapa profesional en esta empresa. Gracias por haberme dado, con la oportunidad, el boleto de vivir esta historia país en primera fila".

A continuación, lea la carta completa de Lysber Ramos Sol a su familia en Globovisión:

Caracas 2 de Mayo de 2013.

Muy querida familia GLOBOVISION:

No puedo comenzar esta carta sin expresar antes, mi más profundo agradecimiento, primeramente a Dios, por el inmenso privilegio de experimentar cada día , hora o segundos, transcurridos a lo largo de estos casi 18 años en GLOBOVISION.

Le agradezco por cada momento- alegre, triste, duro, recio, angustiante, amenazante, feliz, cierto o incierto- los cuales, juntos o individualmente, me resumen una sola cosa: los viví al calor de los acontecimientos -que algún día la historia analizará-acompañada de los mejores profesionales y seres humanos que he conocido.

Referirme a GLOBOVISION, me impone, inequívocamente, a tener que escribirlo en mayúsculas y en negrillas, con perfil grueso -diferente a las demás letras, porque así es su gente, muy destacada, como los principios y valores compartidos todos estos años- en equipo y con absoluta autonomía gerencial- de lo cual me he sentido y sentiré siempre orgullosa recordar, por su clara coherencia con el respeto, la democracia y la libertad.

Ha sido una convivencia extraordinaria. Alimentada 24 horas con el ejercicio de la pasión y el compromiso con un país. Con cada uno de ustedes. Con mi familia. Conmigo misma, en alineada fe y conciencia de rendición de cuentas a Dios.

Si hay algo que hemos ejercido siempre ante nuestra audiencia, ha sido la franqueza, y eso, porque es lo cotidiano y natural entre nosotros mismos. Esta vez no será la excepción.

Anoche, mientras ya redactaba esta carta, una persona, inquieta y preocupada por la inminente venta y llegada de los nuevos dueños al canal -sin saber lo rápido que ya estaba su respuesta en camino-, me escribió al chat y tras expresar sus impresiones, me preguntó lo siguiente: “Lichi, yo llegué al canal por ti y si tengo que irme, quisiera saber tu opinión que sé, será sincera”. Esta persona sabe, por la cita textual quién es, y otras seguro dirán, yo le pregunté algo muy parecido, porque así también ocurrió antes y después.

Mi respuesta a esta persona fue: “te recomiendo hacer lo que me recomendaría a mí misma. Hacer lo que dicte tu conciencia y tu corazón. Lo que te genere libertad y paz. Esa decisión es absolutamente personal y debe emerger de lo más profundo de ti, de tu esencia, de lo que mueve tu vida”.

Ayer comuniqué a Carlos, como en Curazao lo hice directamente al Sr. Zuloaga, que he decidido finalizar mi relación laboral en GLOBOVISION porque deseo tener el honor de hacerlo dentro de la GLOBOVISION que conocí, con la cual me identifiqué e invertí vida. Dejar mi cargo como Directora de Investigación y Opinión y culminar mi etapa de trabajo en esta empresa, bajo la administración Zuloaga, pero sin olvidar o renunciar nunca, a todo aquello que nutrió y sustentó mi desempeño en esta escuela viva del periodismo venezolano, llamada GLOBOVISION.

Es una decisión personal valorada a la luz de principios y valores que son determinantes para mí. La tomé luego de intercambiar, por varias horas, impresiones y reflexiones con quienes serán los nuevos dueños del canal.

Quizá me equivoque, es algo que tocará a cada quién ponderar individualmente, pero dudas personales en hacerlo, en este momento, no tengo.

No ha sido fácil tomar esta decisión. Es muy triste tener que hacerlo.

Soy persona de compromisos. Así ha sido cada día durante todos estos años en GLOBOVISION, ustedes lo saben; eso solo puede haberlo cuando lo endosa una convicción, y no es el caso.

Aquí en esta Casa, mi casa, se me brindó la oportunidad de fundar y crear junto a Elsy Barroeta, el Departamento de Prensa, poner al aire Noticias Globovisión.

Se me encomendó diseñar con toda libertad, y dirigir, nuestra Página Web, Globovision.com. De la inmediatez se me encargó trabajar la profundidad, y como me diría entonces el Sr. Zuloaga, “quiero que te encargues de la parte editorial” lo cual para mí fue siempre un honor. Lo asumí con enorme responsabilidad y reto, en consenso, y acompañada del más extraordinario, honesto e inteligente grupo de profesionales que pueda existir. Pero en GLOBOVISION todo es un desafío y se deja en marcha un Departamento de Investigación, género que suele resultar incómodo a otros -y se evita- pero que aquí, en esta empresa, se impulsó con valentía y seriedad, gracias al coraje de sus directivos.

Me permito con toda humildad -y sin ninguna otra intención- hacer esta breve referencia a mi trayectoria, dentro de esta empresa, para decirles mirándolos a los ojos, que aquí, se me brindó la oportunidad de ser PERIODISTA. Que la decisión que hoy tomo, no es emocional. La tomo como PERIODISTA, justo dándoles la cara a ustedes y a lo que le debo a esta empresa… y a mi familia.

Por eso, como comencé quisiera despedirme. SUMAMENTE AGRADECIDA.

Gracias a Alberto Ravell por haber tenido la idea de traerme a esta empresa cuando me vio en otro canal transmitiendo la visita del Papa en el año 1996. Muy a su estilo, a los pocos días ya yo estaba aquí. Además del disfrute de tu incomparable genialidad, mucho de lo que es excelente periodismo y conocimiento de televisión, me lo llevo, gracias a ti.

Gracias a María Fernanda Flores. La diligente gerente que contando con la ventaja de conocerme, fue quien me localizó, presentó a Alberto y al Sr .Zuloaga, e hizo impecablemente -como sabe hacer todas las cosas- la tarea de enamorarme de un proyecto que hoy es la ventana de expresión de los venezolanos. Íntegra, valiente, amiga. Periodista recia y extraordinaria líder y Ejecutiva. Eres la madre indiscutible de GLOBOVISION. De ti valoro toda tu generosidad para compartir siempre en equipo. Por eso, siempre quedará mucho de María Fernanda, en todo el personal de esta canal.

Elsy querida! Cuántas cosas nos tocaron vivir desde el primer día. No he podido tener una mejor compañera de trabajo! Gracias por demostrar cátedra de periodismo en cada acción. He sido muy afortunada de tenerte como socia profesional y amiga todos estos años y compartir contigo, codo a codo, esta tremenda responsabilidad histórica. Qué hermoso ha sido trabajar en dupla contigo, en plural, en nosotros. Allí está lo que un día, en sus inicios, llamamos el “semillero” “polivalente”…hoy son árboles frutales y los has podado con mucha paciencia y amor hasta verlos crecidos. GLOBOVISION te debe mucho a ti.

A mi Pombito. Eres GLOBOVISION, por todas tus arterias; alma y corazón de periodista! De un criterio, que respeto sobremanera. En cada preventa, siempre, aún contra pronóstico país, supimos que tú lo lograrias, y asi era. Siempre tendrè vigente tu alegría y el compartir en fe.

Janeth, Lina, Edith, muchas gracias por todo! Tremendas profesionales, palos de periodistas! Me han enriquecido muchísimo. Qué fortuna tiene este canal de tenerlas!

A todo mi equipo de esa oficina del piso de arriba, toda mi gratitud y público reconocimiento. Qué orgullosa estoy de uds! No saben cuánto disfruto y el goce que me proporciona, cada vez que alguien hace un comentario favorable a uds! Y cuán feliz les extiendo a uds, alguno que reciba propio, porque muy justo es compartirlo con ustedes.

A todos mis compañeros de GLOBOVISION: Los extrañaré muchísimo. Gracias por todo!! Desde ese café tomado entre risas, guiones, asignaciones e interminables reflexiones, en esa genial idea llamada Globocafé, hasta las jornadas maratónicas de trabajo agotador que resultó siempre satisfactorio -durante y al final día- porque de ello toda una Nación ha tenido la oportunidad de tener un micrófono para expresarse, sin hacer acepción de personas, y sin ningún mérito adicional o distinto, a la simple obligación que tenemos de hacerlo, porque es lo ético y lo correcto.

Cómo ven, predominantemente esta carta está llena de agradecimientos y no puede ser diferente. Por eso quiero dejar para el final al Sr Zuloaga y a Carlos Zuloaga, Zuloaguita.

Quiero agradecerles el inmenso privilegio de permitirme ser parte de GLOBOVISION, de brindarme la ocasión de experimentar muy dignamente, esta etapa profesional en esta empresa. Gracias por haberme dado, con la oportunidad, el boleto, de vivir esta historia país, en primera fila.

Gracias por casi dos décadas maravillosas. Por la valentía de haber mantenido tanto tiempo al aire un canal que tuvo, y ha tenido, que sortear muchas veces el viento en contra, con el peso e injusticia de un Estado con vocación equivocada de “todopoderoso”.

No se cómo leerá la historia el traspaso del testigo. Ojalá, y es mi deseo, que la historia sea justa con ustedes. En lo personal doy fe pública de un consolidado que los revela con mucho coraje y determinación, convicción y amor por un país que, repetidamente, estuvo, me consta, muy por encima de los intereses personales o empresariales.

Por todo ello gracias en nombre de mi familia y el mío propio. Los respeto y ha sido maravilloso trabajar con ustedes.

Cuando acepté venir a GLOBOVISION, y era una idea en progreso, muuuchos me dijeron para persuadirme de no entrar en aventuras: “muchacha, cómo vas a cambiar zapato por alpargata”. Permítanme decirles que amo y admiro estas alpargatas! nunca he estado tan bien calzada. Qué orgullo haber sido parte de esta familia GLOBOVISION.

La biblia dice: "hay tiempo para todo bajo el sol"… hoy, es mi tiempo de irme.

Los quiero y los respeto a TODOS profundamente. Les deseo todo lo mejor.

Quedo siempre de uds.

Lysber Ramos Sol (Lichi), bendecida, por haber sido una de GLOBOVISION.

1 de Marzo de 1.996