jueves, 24 de abril de 2014

 

Internacionales

19 / 01 / 2013
- 10:00:52
Cochez dice que mantuvo convicciones democráticas pese a instrucción de no pronunciarse sobre Venezuela

Guillermo Cochez: “Me han sacado de mi cargo... por Globovision
FL / Globovisión
En entrevista exclusiva con Globovisión, el exembajador de Panamá ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Guillermo Cochez, reveló que recibió informaciones que referían que funcionarios venezolanos presionaban para que lo destituyeran de su cargo de debido a sus opiniones sobre Venezuela.

Indicó que durante el tiempo que estuvo como embajador ante la organización nunca recibió instrucciones por parte del Gobierno de Panamá de no opinar sobre la situación venezolana, sin embargo, "el último día me dieron una instrucción. El último día sí me dijeron, pero antes nunca me dijeron nada, nunca”.

Dijo: “Estuve 24 días en Panamá antes de llegar el 11 de enero a Washington (Estados Unidos), pedí ver al viceministro, me encontré con el ministro y nunca me dieron una instrucción, entonces yo pensé que lo que estaba haciendo y lo que había hecho por tres años y medio (…) simplemente era lo que yo debía hacer”.

La OEA está "atada" en el ámbito político, económico e ideológico a algunos países

El exembajador explicó que la OEA está "atada" políticamente, económicamente e ideológicamente a varios países miembros del ALBA, los cuales no tolerarían que Venezuela sea cuestionada, pues eso conllevaría a verse perjudicados. Detalló que hay países como Brasil que no les importa si en Venezuela hay democracia o se viola la Carta Democrática, pues "lo importante es seguir haciendo negocios" o como Chile "que no se atreve a abrir la boca".

"Si a eso le agregar un secretario general (José Miguel Insulza) que le tiene terror a los chavistas ", comentó el diplomático quien también acotó que hay injerencias que parecen ser ignoradas.

Sobre lo último, declaró que el presidente Hugo Chávez está "prácticamente secuestrado en Cuba" y ni siquiera los mandatarios que han viajado a La Habana han podido verlo. "¿A dónde van a recibir instrucciones los miembros del Gobierno?, ¿a dónde va el presidente de la Asamblea Nacional Diosdado Cabello?, ¿a dónde va el vicepresidente Nicolás Maduro?, a La Habana y ¿eso no es interferencia?", cuestionó.

“Me siento satisfecho porque logre el objetivo”

El diplomático reiteró que se siente satisfecho por sus declaraciones ante la OEA, pues logró que el tema venezolano no solo tuviera repercusión en la organización, sino también en el ámbito internacional. "Mis principios democráticos se ha demostrado con esta acción mía es que no tienen ningún precio. Mis convicciones democráticas están por encima de un salario por más interesante que sea y cualquier situación. No me arrepiento de lo que dije el miércoles, lo que pasa en Venezuela debe ser atendido por todos, se ha violado la Carta Democrática y el concepto de democracia lo están echando a perder ciertos países dentro de la OEA", expresó.

Comentó que pese a su destitución seguirá en la política nacional e internacional, “con la referencia de haber estado tres años en la OEA, los cuales se han hecho sentir para lo bueno”.

Agregó que en su país no lo podrán acusar de corrupción porque no maneja bienes del Estado. "Simplemente me han sacado de mi cargo por mi conciencia”, precisó.