jueves, 17 de abril de 2014

 

Analistas

18 / 09 / 2012
- 03:02:46
Grada Vinotinto: Psicología Deportiva a Tiempo
Grada Vinotinto: Psicología Deportiva a Tiempo
Aloys Marín amarin@globovision.com / Globovisión
Dentro del aporte de las ciencias aplicada al deporte, ha ido tomando importancia la implementación del acompañamiento de la psicología deportiva. En el plano deportivo nacional, aún esta disciplina no alcanza ni los espacios, ni los méritos pertinentes a los logros criollos.

El atleta venezolano ve como un aspecto de ligera importancia, la contribución de un psicólogo deportivo. No porque desdeñe de la misma, sino por desconocimiento en algunos casos y porque debe procurarse el tiempo necesario para entrenar, nutrirse, hacer gestiones de viaje, buscar presupuesto, trasladarse, etc.

Otro punto a destacar es la falta de un número suficiente de especialistas en esta área. Son contados lo profesionales que garanticen, porque así lo demanda el mundo de los deportes, resultados coherentes con el manejo de las distintas situaciones en el marco de la práctica deportiva. Muchos también actúan más como “plenos motivadores”.

Uno de los quipos de la Liga Venezolana de Voleibol contrató a uno de estos “motivadores”. Duró solo un mes. El punto de quiebre total, se produjo cuando en medio de los entrenamientos, este “motivador” pretendía que los jugadores modificarán las órdenes específicas del entrenador, para suponer que así, se incentivaba el estímulo de rebeldía y la búsqueda de la sorpresa. “¿Qué pasa con éste?!”, era la pregunta más repetida.

El tiempo también es factor determinante. Una disciplina como la psicología debe contar con el tiempo necesario para plantearse objetivos acordes a la planificación deportiva actual. Unos tres meses antes de los Juegos Olímpicos de Beijing, a la Selección Nacional de Softbol le fue asignada una profesional de la psicología. Una de las jugadoras comentaba, apuntando a una compañera de equipo que debió sortear graves problemas personales: “Si ella pasa primero, se consume todas las sesiones antes de irnos para China”. Muy irónico, pero más que claro.

Primer Escalón: China se ha convertido en una superpotencia deportiva tras someter a algunos jóvenes talentos a intensas formaciones individuales, pero actualmente en las principales escuelas quieren primar la calidad, relajando la presión sobre las promesas nacionales.

En la escuela Shichahai, una auténtica fábrica de campeones situada en Pekín, se afirma que se han dado cuenta de la necesidad de levantar el pie del acelerador y buscar nuevos métodos. Ahora se afirma que la clave para el desarrollo de los jóvenes talentos está en dar a los niños más tiempo libre, lejos de las salas y los campos de deporte.

Un discurso así es relativamente raro y nuevo en China, donde las escuelas deportivas seleccionan y entrenan a ritmos infernales a niños de corta edad, a menudo obligados a separarse de su familia, un sistema estatal que para muchos resulta cruel.

Segundo Escalón: Venezuela defiende el título en el Octavo Campeonato Panamericano de Softbol Masculino. El equipo criollo se coronó en México en 2007 y ahora también busca, en Medellín, Colombia, el boleto al Campeonato Mundial de Nueva Zelanda 2013. Actualmente la oncena ostenta el séptimo lugar del orbe, tras el torneo mundialista en Canadá 2009.

Tercer Escalón: La presidenta Dilma Rousseff lanzó un programa de 500 millones de dólares para financiar a atletas y centros deportivos, con el objetivo de colocar a Brasil entre los 10 primeros del medallero de los Juegos Olímpicos de 2016, que se celebran en Rio de Janeiro.

El "Plan Brasil Medallas 2016" contempla un paquete de 1.000 millones de reales (unos 500 millones de dólares) destinados a becas para atletas y técnicos, y a la construcción y reforma de centros de entrenamiento.

El objetivo es colocar al anfitrión Brasil entre los 10 primeros del medallero olímpico, lo que implicaría bajar por lo menos 12 puestos a la posición obtenida en Londres 2012, donde conquistó 17 preseas, de las cuales sólo tres fueron de oro.