miércoles, 16 de abril de 2014

 

Analistas

13 / 09 / 2012
- 02:05:51
Grada Vinotinto: Comienzo de Ciclo Olímpico
Grada Vinotinto: Comienzo de Ciclo Olímpico
Aloys Marín / Globovisión
Es el momento. Hay que marcarse desde ya, el objetivo de dar un salto cualitativo en el deporte de Alto Rendimiento. Los Juegos Olímpicos de Río 2016 abren la brecha clasificatoria.

Si bien es cierto que planificar el deporte en un período de solo 4 años es, para los tiempos modernos, algo imprudente, la cercanía geográfica a Brasil y la mayor oportunidad de clasificar en muchos deportes, (Brasil como sede, asegura su boleto en todas las disciplinas sin cumplir el requisito clasificatorio) generan un mayor cúmulo de expectativa, motivación y básicamente, cupos.

El Ministro del Poder Popular para el Deporte Héctor Rodríguez ha apuntado la necesidad de hacer constante el trabajo del entorno multidisciplinario al atleta durante todo el Ciclo Olímpico. Y también, la necesidad de conjugar los aspectos de planificación de atletas, entrenadores, federativos y Mindeportes. Ejemplos claros: El relevo 4x400 metros planos trabajó en conjunto y con la misma concentración, mientras la velocidad por equipos masculina del ciclismo y el relevo 4x100 de la natación, no. El primero cumplió con el logro del Diploma Olímpico, segundo y tercero no lograron mantener el nivel esperado.

En el medio, atletas que decidieron individualizar su preparación final de cara a los Juegos Olímpicos Londres 2012, autoridades que otorgaron el presupuesto, con buena intención, pero dejando de lado la planificación federativa, que tuvo que apartarse del camino que había decidido algún atleta. También hubo algún atleta que recibió el presupuesto y no cumplió ni siquiera con el viajar al exterior. La premura por lograr un cupo olímpico desarticula el ya golpeado sistema en cuestión de horas.

Problemas específicos a parte. Reiteramos, específicos. Brasil 2016 puede terminar de catapultar esa visión del deporte, que ya cambió significativamente con la medalla de oro de Rubén Limardo, De nuevo un ejemplo: Horas antes de la obtención del lauro, en las redes sociales muchos desmeritaban sumar un Diploma Olímpico. Es decir, ubicarse entre el cuarto y el octavo puesto en una disciplina olímpica o paralímpica (Diploma Paralímpico). Horas después del logro del nativo de Ciudad Bolívar, la concepción cambió. Informar un resultado parcial de séptimo puesto varió en días de un: “otro diplomita” a “Vamos Venezuela!”.

Puntualmente, una actuación destacada, semejante a las logradas en Londres 2012 (Olímpica y Paralímpica), puede empujar definitivamente la percepción deportiva del gran público y de  patrocinantes públicos y privados.

Recursos a tiempo y ayuda psicológica son parte de otros temas que abordaremos en próximas entregas.

Primer Escalón: La Vinotinto sigue en camino cierto de cara a Brasil 2014. Nos preocupa el exceso de expectativas y el manejo de las mismas. Luego del choque ante Perú la visión mediática fue muy distinta a la reflejada después de vencer a Paraguay. Más allá del rendimiento dispar entre los dos cotejos, pensamos que hay que jugar a la cordura. Falta mucho aún.

Segundo Escalón: Lucha y persistencia. Los familiares de las víctimas de la tragedia de Hillsborough el 15 de abril de 1989 lograron su objetivo. Demostrar que las 96 víctimas fatales del hecho, no perecieron por responsabilidad propia, sino por la falta de injerencia oportuna de la policía inglesa. El gobierno de Margaret Tatcher amañó los documentos de la investigación al suceso en el Estadio del Liverpool inglés cuando se enfrentaba al Nothingham Forest por Copa Inglesa.

Tercer Escalón: La Copa Webb Ellis visitó Venezuela. Es el trofeo al Campeón del Mundo de Rugby. Es la segunda vez que viene a nuestro continente y la primera vez que está en nuestro país. El clérigo William Webb  Ellis en 1823, en la localidad inglesa de Rugby, tomó el balón con las manos en medio de un juego de fútbol y corrió hasta la meta de gol del equipo contrario. La acción sirvió para sentar las bases del rugby. Webb Ellis no volvió a “jugar” rugby.