jueves, 17 de abril de 2014

 

Nacionales

27 / 01 / 2013
- 12:02:08
Falcón: exhortamos al Gobierno a decir la verdad sobre lo ocurrido en Uribana

Gobernador de Lara ofrece declaraciones sobre... por Globovision
VGN / Globovisión
El gobernador del estado Lara, Henri Falcón, expresó que la crisis penitenciaria en el país no se resolverá con mentiras o culpando a los medios de comunicación de lo ocurrido en casos como el del pasado viernes en la Cárcel de Uribana. "Reiteramos desde aquí el exhorto que siempre le hemos hecho al Ejecutivo Nacional cuando ocurren hechos como este. Lo exhortamos a decir la verdad, que actúe con al verdad por delante", indicó.

Falcón advirtió sobre el problema de hacinamiento existente en las estaciones de policía del estado Lara, lo que calificó como una "bomba de tiempo que pudiera reeditar los hechos de Uribana".

El Gobernador del estado Lara resaltó que se ha calificado lo ocurrido en Uribana como uno de los hechos más violentos en la última década de Venezuela, por lo que planteó colaborar en la solución del conflictoy reiteró la necesidad de descentralizar las cárceles.

Informó que en el Hospital Central de Barquisimeto había 37 especialistas y fueron habilitados 84 profesionales de la medicina por la contingencia suscitada por el motín en la cárcel de Uribana el pasado viernes. "No nos corresponde dar números exactos de atendidos, recibidos, cadáveres. Eso es materia que no nos corresponde. Le corresponde al Ejecutivo Nacional a través del Ministerio de Servicios Penitenciarios", dijo.

El mandatario regional aseguró que aún hay una situación de emergencia en Uribana y que el cuerpo de policía sigue en la calle y el Hospital Centrald e Barquisimeto alerta. "Es determinante que se reconozca necesariamente la autoridad del Gobierno Regional. A estas alturas debimos tener una reunión con la señora Ministra de Régimen Penitenciario para coordinar acciones y prever cualquier otro hecho en la región", comentó.

Falcón relató que cuando se enteró del operativo de requisa desplegó a la policía regional para resguardar las vías adyacentes al recinto.