sábado, 19 de abril de 2014

 

Turismo

11 / 04 / 2012
- 12:57:47
Gladiadores que posan en Roma serán sancionados sino visten acorde a la época
Gladiadores que posan en Roma serán sancionados sino visten acorde a la época
/ DFG
Se acabó ese de llevar zapatillas de deportes debajo de la armadura y la faldita correspondiente. Nada de ponerse unos calcetines de lana debajo de las sandalias por aquello de combatir el frío invernal. Los tipos que se pasean por Roma vestidos de gladiadores o centuriones y que se ganan la vida posando para las fotos de los turistas tendrán a partir de ahora que disfrazarse con más cuidado y, sobre todo, haciendo honor a la vestimenta auténtica de la vieja Roma imperial.


Eso ha decidido la Consejería de Cultura de Roma, que en breve emitirá un bando por el cual estarán absolutamente prohibidas las aberraciones histórico/estéticas de la que hasta ahora hacían gala algunos de los susodichos gladiadores y centuriones.

Por ley, quedarán abolidas las surrealistas combinaciones que ahora se ven con frecuencia, y en las que se mezclan con excesiva alegría corazas, espadas, zapatillas deportivas, túnicas, modernas camisetas de manga larga, hasta 'leggins'...

Los centuriones y gladiadores que se pasean por los alrededores del Coliseo, el Foro Romano, la Fontana de Trevi y demás puntos turísticos de la ciudad a la caza del guiri tendrán a partir de ahora categoría de 'figuras históricas' y recibirán un carné que les acredite como tales y que les permitirá trabajar posando para las cámaras de los turistas. Pero aquel que ose descuidar su aspecto e incurrir en las habituales composiciones surrealista le será retirado en castigo el carné de marras y no podrá ejercer como gladiador.

Además, el nuevo reglamento por el que se regirá este curioso colectivo profesional prohibirá taxativamente que sus miembros puedan acosar a los turistas, como ahora muchas veces hacen. De hecho, no podrán acercarse siquiera a los turistas, debiendo esperar a que sean estos los que les aborden.

Y tampoco podrán, como alguno ha hecho llegando incluso a agredir al cliente que se rebelaba, pretender que algunos turistas se les pague 100 euros por sacar pecho y posar con una espada en alto delante del Coliseo. Su trabajo será retribuido con una contribución voluntaria que decidirá el cliente, lo que siempre será mejor que estar en manos del emperador y arriesgarse a que éste le condene a uno a ser devorado por los leones...