viernes, 18 de abril de 2014

 

Economía

04 / 01 / 2013
- 09:58:59
Expresidente de BC requerido por Ecuador podría pedir asilo político
Expresidente de BC requerido por Ecuador podría pedir asilo político
JMS / Globovisión/ AFP
El expresidente del Banco Central de Ecuador (BCE), Pedro Delgado, quien se encuentra en Estados Unidos y es requerido por Quito por haber falsificado su título universitario, podría pedir asilo en otro país al considerarse un perseguido político del gobierno ecuatoriano, dijo el viernes su abogado.

Washington "le ha permitido al señor Delgado permanecer en Estados Unidos hasta la fecha en que expire su visa", lo que ocurrirá "a finales de este mes", dijo Juan Carlos Carmigniani dos días después de que el presidente Rafael Correa anunciara que pidió a ese país retirarle la visa al exfuncionario.

Delgado "ha entendido que es un mensaje de persecución política", declaró el magistrado al canal ecuatoriano Teleamazonas, añadiendo que Delgado intentaría "solicitar el asilo político en el país que él considere".

Carmigniani manifestó que "hasta que la situación legal de él no esté regularizada, él no va a regresar al Ecuador. El está estudiando la posibilidad de ir a diferentes destinos, no lo ha decidido todavía".

El canciller, Ricardo Patiño, dijo a su vez que está "analizando la posibilidad de que el señor (Delgado) tenga la obligación de venir acá para rendir cuentas al país de lo que él cometió".

Asimismo, Patiño explicó que Delgado gozaba de visa diplomática en Estados Unidos porque su esposa, Verónica Endara, era segunda secretaria del consulado ecuatoriano en Miami, cargo al que renunció luego de que dimitiera Delgado.

El 19 de diciembre, Delgado renunció a la presidencia del directorio del BCE, donde se desempeñaba desde noviembre de 2011, tras admitir en público que hace 22 años falsificó su título universitario en Economía para ingresar a la escuela de negocios INCAE de Costa Rica.

Al siguiente día de la dimisión, Delgado, primo en segundo grado de Correa, viajó a Miami.

El exfuncionario, que también estaba a cargo del manejo de empresas incautadas por el Estado por deudas bancarias, es acusado por sectores de la oposición de actos irregulares como intentos para triangular actividades financieras con Irán.