sábado, 19 de abril de 2014

 

Nacionales

09 / 03 / 2011
- 09:30:36
Exasesor de PDVSA era accionista principal de una empresa nuclear
Exasesor de PDVSA era accionista principal de una empresa nuclear
/ AAS
El exasesor financiero de PDVSA, Francisco Illarramendi, quien se declaró culpable de malversar dinero del fondo de pensiones de Petróleos de Venezuela para montar un esquema de fraude estilo Ponzi, había invertido unos $23 millones en "una compañía de energía nuclear establecida en la Costa Oeste de Estados Unidos" a través de los fondos que administraba, de acuerdo a información publicada por El Nuevo Herald.

Junto a Francisco Illarramendi fueron detenidos dos venezolanos más, identificados como Juan Carlos Guillén Zerpa, un contador de 43 años, y Juan Carlos Horna Napolitano, un residente de Pembroke Pines (Florida),  de 40 años.

Lea el trabajo especial del Nuevo Herald


Venezolano tenía inversiones en una empresa nuclear
Por: Antonio María Delgado

Francisco Illarramendi, quien se declaró culpable de usar dinero del fondo de
pensiones de Petróleos de Venezuela para montar un esquema de fraude estilo Ponzi, se había convertido en uno de los principales accionistas de una empresa de tecnología nuclear, según la investigación que la Comisión de Valores (SEC) emprendió en su contra.

Illarramendi, quien podría ser condenado a 70 años de cárcel por cargos relacionados con el fraude y la obstrucción a la justicia, había invertido unos $23 millones en "una compañía de energía nuclear establecida en la Costa Oeste de Estados Unidos'' a través de los fondos que administraba, señaló la declaración jurada presentada por la SEC.

El banquero venezolano-estadounidense admitió el lunes su culpabilidad ante una corte federal de Connecticut.

Aunque la declaración de la SEC no divulgó el nombre de la compañía, un comunicado emitido por la desarrolladora de tecnología de nueva generación para la construcción de plantas nucleares NuScale Power Inc, nombró al fondo controlado por Illarramendi, Michael Kenwood Group, como su principal inversionista.

NuScale, fundada en el 2007, diseñó un reactor nuclear modular de agua ligera y de tamaño escalable. Pese a las estrechas relaciones entre Illarramendi y el gobierno del presidente Hugo Chávez, expertos dijeron que una eventual transferencia de esa tecnología a Venezuela hubiera sido difícil de ejecutar debido a las estrictas reglas aplicadas a la industria.

Entre las compañías de inversión administradas por Illarramendi se encontraba un fondo de cobertura que administraba al menos $540 millones. Según la declaración de la SEC, el 90 por ciento de ese monto provino de los Fondos de Pensiones y Previsión de los Trabajadores de PDVSA.

Chávez ha declarado en diversas oportunidades sus intenciones de desarrollar la energía nuclear en Venezuela.

Una experta familiarizada con NuScale señaló que la empresa trabaja en el diseño de reactores modulares pequeños, cuya construcción normalmente requiere de inversiones muy inferiores a las requeridas en la construcción de plantas tradicionales, lo que facilita su instalación en zonas remotas.

Sin embargo, las normas contempladas en el Acta de Energía Nuclear prohíben la transferencia de equipos, información o insumos derivados de esta tecnología a terceros países, salvo que estos firmen en un acuerdo bilateral con Estados Unidos.

"Muchas de las empresas que están desarrollando este tipo de tecnologías están hambrientas de capital y sostienen conversaciones con inversionistas extranjeros, lo cual es permitido'', dijo la experta, quien pidió no ser identificada. "Pero eso no quiere decir que el inversionista extranjero puede tener acceso a esta tecnología''.

La tecnología tampoco puede ser empleada para el desarrollo de bombas atómicas, añadió.

"Lo máximo que se podría hacer con esta tecnología es obtener el material para crear una bomba sucia, pero eso puede hacerse con cualquier cosa que sea radioactiva y sería muy difícil de obtenerlo de una manera segura en este tipo de planta. Sería más fácil usar desperdicios médicos'', explicó.

Los fondos administrados por Illarramendi también tenían inversiones por $20 millones en una compañía que se encontraba en las etapas iniciales en el desarrollo de alternativas de transporte urbano libre de emisiones e inversiones de menor cuantía en una empresa de desarrollo de tecnología energética y en una acerera española, señaló el documento de la SEC.

La comisión de valores, sin embargo, no divulgó los nombres de las compañías.

Según las autoridades estadounidenses, Illarramendi, de 42 años, pagó los retornos prometidos a sus clientes haciendo uso de los aportes obtenidos a través de nuevos inversionistas y falsificó documentos para justificar los beneficios.

"Como resultado de este esquema, los inversionistas y acreedores del fondo de Illarramendi enfrentan la potencial pérdida de cientos de millones de dólares'', dijo la fiscalía federal de Connecticut en un comunicado.

El Departamento de Justicia también informó que agentes de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) arrestaron a dos venezolanos en Florida por sus presuntas vinculaciones con el caso. Los detenidos son Juan Carlos Guillén Zerpa, un contador de 43 años, y Juan Carlos Horna Napolitano, un residente de Pembroke Pines de 40 años.

La SEC ya había congelado unos $53 millones en activos controlados por Illarramendi y por su firma, MK Capital Management LLC, mientras conducía una investigación sobre las actividades del fondo de cobertura.

Esa decisión propinó un duro golpe a las operaciones de NuScale, empresa que se vio obligada a recortar el gasto.

"Es trágico que nos hemos visto forzados a recortar nuestras operaciones y es un tremendo contratiempo a nuestros esfuerzos por introducir sistemas de energía limpia al mercado'', comentó el presidente ejecutivo de la compañía, Paul Lorenzini, en un comunicado poco después de anunciar las medidas de austeridad.

Documento de acusación contra exasesor de PDVSA en la Cortes de Connecticud

Noticias relacionadas

- Exasesor de Pdvsa se declaró culpable de fraude en EEUU

- El Dato: ¿Detenido asesor de PDVSA en Miami?