jueves, 24 de abril de 2014

 

Internacionales

06 / 05 / 2013
- 08:22:28
Ex secretaria de Kirchner: Cuando estaba Néstor Kirchner se llevaba bolsos de dinero a Santa Cruz

Ex secretaria de Kirchner: Cuando estaba Néstor... por Globovision
SCZ / Globovisión/Clarín de Argentina
Los secretos de la pareja Kirchner en Argentina quedaron al descubierto. Miriam Quiroga, asistente personal de Néstor Kirchner por más de diez años, contó en televisión cómo era y quiénes manejaban la ruta del dinero de la corrupción que terminaba en alguna de las muchas casas que la familia presidencial tiene en la provincia de Santa Cruz.

Trabajó con Néstor Kirchner durante casi una década. En los últimos años fue su asistente más influyente y cercana. Lo acompañó en las campañas electorales, ocupó una oficina estratégica en la Casa Rosada, compartía la intimidad política de la Quinta de Olivos.

Quiroga afirmó que cuando estaba el ex presidente solían llevarse a Santa Cruz bolsos negros repletos de dinero en efectivo que antes le habían hecho llegar empresarios argentinos como Lázaro Báez y Cristóbal López; se lamentó por el enriquecimiento repentino de sus compañeros de trabajo de toda la vida; y contó detalles políticos y personales de Cristina Kirchner.

"El poder lo construís con dinero", respondió Quiroga cuando Jorge Lanata le preguntó, en su programa Periodismo Para Todos (PPT), por qué creía que Kirchner tenía un vínculo tan especial con la plata.

También confirmó algunos de los detalles de la investigación periodística sobre la ruta del dinero K que ahora se transformó en una causa judicial en la que está imputado por lavado de divisas uno de los empresarios más cercanos a la familia presidencial, Lázaro Báez.

"Los bolsos negros con la plata los recibía Daniel Muñoz (ex secretario de Kirchner)", relató Quiroga ante Lanata, y ahondó: "Esos bolsos llegaban ahí por alguien".

La ex asistente personal de Kirchner incluso ratificó que el entorno del santacruceño solía pesar el dinero para saber cuánta plata transportaba hacia el sur, tal como había contado el 'valijero' Leonardo Fariña en una cámara oculta con PPT: "Ellos simplemente me decían: 'Tomá, decime cuánto pesa', pero nunca me dejaron abrir ni sacar nada".

Según ella, la ruta de los bolsos con dinero empezaba en la Casa Rosada o la Quinta de Olivos y terminaba en Río Gallegos o El Calafate, adonde solían llegar a bordo del avión presidencial, o incluso por tierra.

Quiroga también dio su testimonio sobre la versión que indica que en alguna de las casas de los Kirchner existe una bóveda en la que la familia guarda importantes cantidades de dinero y hasta oro.

Anoche, la ex secretaria reconstruyó una charla que Kirchner tuvo con quien ella cree que era el constructor de su casa en El Calafate: "Le exigía que avanzara más rápidamente en la construcción de las bóvedas. Esto lo escuché yo", dijo, y describió: "Hay puertas grandes, puertas blindadas".

Quiroga también aseguró que escuchó que el histórico cuñado del santacruceño, Armando "Bombón" Mercado, ex esposo de la ministra Alicia Kirchner, le hacía llegar a la familia presidencial lingotes de oro provenientes del norte del país, donde él tiene vínculo con importantes empresas mineras. "Los comentarios son que el oro sale vía Chile y llega por el Pacífico en barco al sur. El destino es El Calafate. Si la bóveda está no la van a llenar solamente con dinero...", dijo.

Quiroga se lamentó también por el enriquecimiento de los funcionarios más cercanos a Kirchner: "Hubo mucho cambio. En sus formas de vestir, de gastar, todo lo que compraban".

Según ella, la presidenta Cristina Kirchner siempre estuvo al tanto de los negocios empresariales de su esposo: "Te puedo asegurar que estaba en conocimiento de todo".

Quiroga comenzó a trabajar con Kirchner en la década del '90, cuando era gobernador de Santa Cruz. Fue locutora en los actos oficiales y también se desempeñó en el área de prensa provincial. Desde 2003 su influencia fue mayor: asumió como jefa de Documentación Presidencial y ocupó una oficina a pocos metros del despacho presidencial de la Casa Rosada.

Tras la muerte de su esposo, Cristina Kirchner la despidió sin darle explicaciones personales.

"Me gustaría haber hablado con ella en su momento para que me dijera todo lo que me tiene que decir. Porque consideraba que había suficiente confianza", dijo Quiroga sobre la Presidenta.

La ex secretaria de Kirchner aseguró que se animó ahora a contar la intimidad del poder K porque confió en Lanata y su equipo y además porque sintió que "era el momento".