miércoles, 16 de abril de 2014

 

Deportes

07 / 10 / 2010
- 12:47:53
Esposa de Roberto Alomar lo acusa de no decirle que es VIH positivo
Esposa de Roberto Alomar lo acusa de no decirle que es VIH positivo
/ HRE
Según las publicaciones de la prensa puertorriqueña, específicamente los diarios Nuevo Día y Primera Hora, la esposa del ex pelotero grandeliga Roberto Alomar, la modelo y empresaria María del Pilar Rivera, lo demandó por ponerla en riesgo por ser portador del inmunodeficiencia humana (VIH).

La boricua conocida como Maripily, pidió el divorcio de la ex estrella beisbolística, y en la demanda asegura que Alomar de manera intencional y sin preocuparse por su bienestar, Roberto Alomar mantuvo relaciones sexuales con ella sin protección.

La joven explica que antes del matrimonio, Alomar le dijo que se había hecho unos exámenes de enfermedades de transmisión sexual y que los resultados fueron negativos, por lo que lógicamente sostuvieron relaciones sexuales sin protegerse. Sin embargo, ella no está contagiada del virus, y que al momento en el cual supo de la condición de Alomar como positivo al VIH dejaron de tener relaciones sexuales.

Alega que en más de una ocasión Alomar le mintió al decirle que se hizo otras pruebas de enfermedades de transmisión sexual que arrojaban resultados negativos, motivo por el cual la demanda estipula que Maripily ha sufrido daños emocionales irreparables a consecuencia de la incertidumbre de que en un futuro podría arrojar un resultado positivo a una prueba de virus de inmunodeficiencia humana.

Esta no es la primera compañera de Roberto Alomar que lo acusa de ocultarle que es portador del contagioso virus. En el 2009, la joven Illya Dall, una ex novia del beisbolista, lo demandó por haberla expuesto al Virus VIH, en la que reclamaba una indemnización de $15 millones.

La mujer que comenzó a salir con Alomar en abril de 2002 y que en múltiples ocasiones él le aseguró que no era portador de ningún tipo de enfermedad de transmisión sexual pero, dos años más tarde Alomar comenzó a padecer de un serio problema de úlceras en su boca y en el 2005 fue referido por los Rays de Tampa Bay a una evaluación con el Dr. Joseph Mace, en la que le fue diagnosticado una condición de desorden en la sangre muy común en pacientes que son VIH positivo.

Por esta razón se le recomendó a Alomar que se sometiera a pruebas para detectar si era portador del VIH, cosa que el pelotero no aceptó. Se le recetó el uso de esteroides para tratar la condición de su sangre pero, a partir de abril de 2005, comenzó a padecer disfunción eréctil, desarrollar puntos blancos en la boca y garganta, infecciones de levadura en el esófago -lo que también está relacionado con el sida- y nuevamente no siguió el consejo de realizarse una prueba.

Dall reveló que, en 2005, Alomar le confesó haber sido víctima de una violación por parte de dos mexicanos en el 1985, cuando a la edad de 17 años salía de un parque de béisbol, y que el 6 de febrero de 2006 se le informó que era positivo a la enfermedad. Luego de todo el escándalo, Alomar y su ex novia Illya Dall llegaron a un acuerdo extrajudicial, cuyos detalles no fueron revelados. Sólo se supo que Dall retiró voluntariamente la demanda, pero no se dijo sí le pagó dinero a la mujer.

Tras la demanda, no sólo Roberto Alomar negó las acusaciones, sino que su entonces novia, Maripily, lo defendió.
Otra ex novia de Alomar, la merenguera Gisselle, reaccionó a la demanda de Dall contra Alomar, sometiéndose a una prueba de VIH, cuyos resultados negativos reveló públicamente.