domingo, 20 de abril de 2014

 

Analistas

03 / 10 / 2012
- 03:58:58
Encuestas en 3D
Encuestas en 3D
José Vicente Antonetti / Globovisión
Una de las anécdotas que nos deja la elección presidencial en Venezuela es que las encuestas hoy en día han evolucionado y al igual que en la pantalla grande se proyectan en 3D. En 3-D porque hay 3 dimensiones para verla: Una, la que da ganador a determinado candidato. Otra, la que pronostica el triunfo de un candidato distinto y, la tercera dimensión, la que le da cada elector en su lectura a las encuestas, obviando los números, porcentajes, análisis, etc. para centrarse en la interpretación particular de cada uno y por supuesto, en la conclusión personalísima de cuál encuesta vale y cuál no. Cuál encuesta es seria y cuál no. Cuál encuesta está comprada y cuál nunca se vendería.

Basándonos en esa tercera dimensión los invito a leer la siguiente entrevista imaginaria a un encuestador cualquiera, que el día “D” (es decir el día después), nos dirá que acertó el ganador, más allá de cualquier duda razonable.

Pregunta.- ¿Concluida la elección cuál es su lectura del resultado?

Respuesta.- Que una vez más se demostró la seriedad de nuestro trabajo y que fuimos los que más nos acercamos al resultado anunciado por el CNE.

Pregunta.- ¿Pero cómo va a decir eso, si Uds. dijeron que fulanito iba a sacar más del 50% de los votos y ganó menganito a quien Uds. apenas le daban algo más del 40% de la intención de votos?

Respuesta.- Ahí va, siempre los medios buscándole las 5 patas al gato y la cifra oscura, quién sabe con cuál intención…

Pregunta.- ¿Es cierto o es falso que Uds. dijeron que fulanito tenía más del 50% de los votos y menganito no llegaba al 50%?

Respuesta.- He ahí el detalle, todo es un asunto de interpretación. Nunca olvides que las encuestas son una fotografía de un momento, pero los momentos cambian. Además los números hay que saberlos leer y los únicos que sabemos leer los números de las encuestas somos los encuestadores…

Pregunta.- ¿Cómo se leen los números que Uds. ofrecieron?

Respuesta.- Simple, con el ejemplo del vaso medio lleno o medio vacío. Tú no puedes quedarte en el hecho de que nosotros dijimos que fulanito sacaba más del 50% de los votos. Tú tienes que tomar en cuenta que nosotros acertamos que menganito “no iba a sacar nunca menos del 40% de los votos” y así fue…

Pregunta.- Sí, pero para Uds. ganaba fulanito y el que ganó fue menganito

Respuesta.- Ves a lo que me refiero. Uds. no saben leer las encuestas y no tienen porque saberlo porque no son encuestadores. Si tú te quedas con el vaso medio vacío dirías que ganó menganito y por lo tanto nos pelamos en nuestros números. Pero si vas más allá, y miras el vaso medio lleno, entenderás que perdió fulanito y ahí lo que vale es que dijimos que menganito tenía más de 40% de intención de voto. Entonces la lectura correcta de la encuesta, tomando en cuenta que se trata de una fotografía que retrata, en un momento, una realidad que se mueve constantemente y que puede ser que gane uno, pero también que ese uno pierda, es que la pegamos, porque fulanito tenía más de 50% de chance de ganar, pero también más de 40% de chance de perder y perdió. Y al perder fulanito, no quedaba otra que el triunfo de menganito y menganito ganó, así que la pegamos.

Pregunta.- En la práctica no ganó el que Uds. dijeron que tenía el mayor chance de ganar…

Respuesta.- Eso no es así. Si tú revisas twitter, facebook, los mensajes de textos, los análisis de los analistas, etc. vas a encontrar que en todos lados la gente interpretaba nuestros números y decía que iba a ganar a menganito

Pregunta.- A pesar que no pasaba del cuarenta y pico por ciento…

Respuesta.- A pesar de eso, por tú no tienes por qué saber leer las encuestas, porque no eres encuestador, pero la gente sí sabe leerlas porque el pueblo es sabio y nunca se equivoca…

Pregunta.- Esta es una discusión estéril, así que tratemos de avanzar. Explíquenos cuál fue la metodología que Uds. aplicaron para que les diera ganador a fulanito y no a menganito.

Respuesta.- Eso sí es importante. Cuándo tú haces una encuesta seria como la nuestra, no puedes dejar de lado a Saturno.

Pregunta.- ¿Qué tiene que ver Saturnoo?

Respuesta.- Todo, tú no puedes despertarte, levantarte de la cama, afeitarte, bañarte, desayunarte y salir a la calle sin saber cómo está Saturno. Si está en Marte o en Venus. Si Saturno está en retrógrado o no. ¡Por Dios! Saturno es TODO y todo lo que pasa está signado por Saturno.

Pregunta.- Ud. habla de Mercuuuurio.

Respuesta.- Eso mismo. Saturno o Mercurio da igual, es un planeta…

Pregunta.- ¿De dónde saca Ud. eso?

Respuesta.- De Adriana.

Pregunta.- ¿Adriaaaaaana?

Respuesta.- Sí, Adriana. Adriana me leyó las cartas y me dio los números. Ella en un trance maravilloso me dijo con aquella seguridad que convence: “Adriana Así” lo ve y nosotros le hicimos caso. Sencillo. Pero, y ahí está el pero, también nos dijo que fuera cual fuera el resultado nosotros íbamos a  acertar y acertamos.

Pregunta.- En definitiva, ¿Cuál cree que será el futuro de su encuestadora, dado que no es la primera vez que se pela? ¿Cree que desaparecerá?

Respuesta.- Nooooooo chico. Mientras haya elecciones la gente va a buscar nuestros números, porque nos conoce y eso forma parte de la idiosincrasia de los venezolanos. Es como el 5 y 6, el Miss Venezuela, la lotería, la luna, Saturno, los astrólogos. ¿Quién no se ha leído las cartas? ¿Quién no se dice religioso, pero por si las moscas pone una ramita acá o allá, porque de que vuelan, vuelan? Si por cada derrota te retiras, Caldera nunca habría sido Presidente…

Pregunta.- ¿Ajá, admite que se pelaron?

Respuesta.- Jamás!