miércoles, 16 de abril de 2014

 

Nacionales

28 / 12 / 2012
- 01:39:28
Un policía murió cada día de 2012 en Venezuela

En 2012 cada día murió un policía en Venezuela... por Globovision
Gabriela Onetto / Globovisión
Roberto Briceño León, director del Observatorio Venezolano de Violencia en Venezuela (OVV), aseguró que durante 2012 aumentaron las cifras de homicidios simples y múltiples, estimando que el año finalizará con al menos 21.692 personas asesinadas, es decir 73 muertes por cada mil habitantes.

Añadió que los casos de secuestros también se elevaron, afectando a casi todos los sectores sociales del país. Contabilizó 583 secuestros denunciados y otros tantos que no están en conocimientos de las autoridades.

Comentó que la violencia hacia los funcionarios de seguridad también mostró un incremento importante, explicando que tal vez la pérdida de respeto hacia la autoridad policial se ha visto expresada en agresiones mortales. Según León, en 2012 murió un policía por día en el país.

Clasificó las entidades con mayor número de muertes violentas, el primer lugar lo ocupa Caracas con 122 asesinatos por cada 100 habitantes, seguido de Miranda con 100 muertes, Aragua 92, Vargas 83 y Carabobo con 66.

En referencia a las entidades del oriente venezolano, Briceño detalló que Sucre tiene 79 asesinatos por cada mil habitantes, Monagas 62, Anzoátegui 56 y Nueva Esparta 54.

Entre tanto, los estados Zulia, Amazonas y Mérida tuvieron las tasas más bajas de asesinatos con menos de 45 muertes por cada 100 habitantes.

El director del Observatorio Venezolano de Violencia en Venezuela calificó de positivo las iniciativas del Gobierno Nacional como la Misión A Toda Vida Venezuela, la creación de la Universidad Nacional Experimental de la Seguridad (UNES) o la campaña para el desarme, pero asegura que se debe corregir las políticas generales de la valoración de la vida, respeto a la norma, la ley y la unión entre los venezolanos.

Por último, expresó que una política pública a futuro para revertir la violencia en Venezuela debe ser transparente y plural, además de convocar a todos los venezolanos honestos y buenas voluntad para prevenir, controlar el delito y construir, más allá de las diferencias sociales y políticas, un futuro común de convivencia y paz.