miércoles, 23 de abril de 2014

 

Ciencia y tecnología

23 / 04 / 2013
- 12:05:55
El uso de las redes sociales ¿libertad o libertinaje?

El uso de las redes sociales ¿libertad o... por Globovision
AA / Globovisión
La aparición de las redes sociales presenta dos caras de una misma moneda, por un lado facilita el acceso a la información y convierte a los usuarios en generadores de contenido, y en contraparte propicia un terreno fértil para rumores e informaciones no verificadas.

Luis Carlos Díaz, periodista y ciberactivista, explicó en el programa Soluciones que con la llegada de Twitter al mundo web, los rumores se esparcen con mayor rapidez y lo que antes podía ser una sospecha se puede convertir en “realidad” cuando obtiene un alcance viral, creando confusión si la fuente no está confirmada y si la información replicada se basa en argumentos que no han sido confirmados.

Díaz explicó que un ejemplo de esto podría ser el supuesto allanamiento a Globovisión, del cual se rumoraba el pasado 15 de abril vía Twitter, y que tuvo que ser aclarado y desmentido en pantalla. Como éste, destacan los incontables casos del tío Simón y su supuesto fallecimiento.

Por otra parte, Díaz comentó que cada usuario debe crear una identidad digital (sea humorística o informativa), en donde se plantea un límite ético que es juzgado a ojo público como "lo que los demás piensan de ti".

“Lo interesante de las redes sociales es que quien consume la información es también quien puede generarla”, dijo Díaz, y explicó que no necesariamente un rumor tiene que ser dicho por una persona influyente para que tenga un alcance crítico. “De estas plataformas se forman las dimensiones incalculables de la opinión pública”, comentó.

“El anonimato, le resta veracidad a la información”, explicó Díaz, quien acotó que es por esto que instituciones y personalidades trabajan y cuidan en crear y mantener una imagen personal adecuada y aceptada mediáticamente.

Díaz explicó que para corroborar una información se deben comparar los datos recibidos con los proporcionados por otras fuentes confiables, y afirmó que es viable buscar apoyo en fotografías. “Una información verificable tendrá mucho más impacto”, dijo.

El experto comentó que lo importante es ser receptores críticos y saber que no todo lo que se dice es cierto. “Se debe fomentar la tolerancia, la conversación y la utilización de argumentos cuando no se está de acuerdo con una opinión”, acotó.