miércoles, 23 de abril de 2014

 

Analistas

13 / 09 / 2012
- 02:54:47
El poder de tu red social
El poder de tu red social
Eli Bravo / Globovisión
Si piensas en las redes sociales como algo novedoso que ha cambiado nuestra manera de vivir, tienes parcialmente la razón. Por que sí, las redes son capaces de mejorar nuestras vidas. Pero no son asunto nuevo. Conectarnos es algo que define nuestra especie, porque a fin de cuentas, somos seres gregarios en constante búsqueda de relaciones que nos ayuden a vivir mejor.

O en otras palabras, lo que Facebook, Twitter y la retahíla de redes tecnológicas nos ofrecen es exponenciar lo que siempre hemos hecho: conectarnos para crecer.

Desde las primeras manadas ancestrales hasta los fenómenos virales en internet, la redes sociales se han tejido por nuestra necesidad de compartir y colaborar con otras personas. Y no sólo para chismear o construir una catedral, sino también para ser más felices. Se ha comprobado que las personas más conectadas y que participan más en círculos sociales tienen mejor salud y se declaran más felices que los individuos aislados. Y también se ha comprobado que el bienestar se contagia a través de estas conexiones.

Así que no sólo conviene estar conectado, sino también, conectarse bien. Pero no hablo de teclear el Smartphone todo el día o de hurgar en el pedigrí de nuestros congéneres. De lo que se trata es de entender todo lo que podemos recibir y multiplicar cuando aprovechamos nuestras redes: allí podemos, literalmente, cargarnos de la mejor energía.

¿Crees que los adelantos que te rodean son producto de individuos brillantes? Piénsalo bien. Uno de los secretos detrás de las grandes innovaciones son las interacciones sociales que las hicieron posible. Es cierto que la creatividad necesita una etapa de incubación solitaria, pero cuando el conocimiento y la motivación se comparten suceden grandes cosas. Gracias a las redes que tejemos, nos convertimos en más que la suma de las partes. Los genios son geniales, es cierto, pero nunca están solos.

Ahora amplía el horizonte. Piensa en lo que ocurre cuando las redes son tan extensas que gente a la cual no le tenías antes acceso se hace parte de la dinámica, trayendo conocimientos, puntos de vista novedosos y soluciones inesperadas. Multidisciplinariedad es una palabra enredada para este fenómeno de gente con diversas competencias trabajando de forma engranada.

¿De qué hablo? De que las redes sociales nos permiten aprovechar el conocimiento y sabiduría de otras personas, formadas en otras disciplinas, para impulsar nuestra búsqueda y alcances. De pronto, gracias a estas conexiones cada vez más amplias y rápidas, se nos abren un montón de ventanas y oportunidades. Así estamos co-creando de manera colectiva y espontánea todo el tiempo, por el simple hecho de conectarnos.

Lo que me trae de vuelta a las redes sociales. Esos 140 caracteres que lanzas a la red o las fotos que compartes en tu Facebook son apenas la punta de un iceberg cuya profundidad e impacto es muchísimo mayor. Las redes tecnológicas están empoderando tus redes de conexión social, pero su poder no está en que tengas a un montón de gente al alcance de un clic. Lo transformador es lo que hagas conjuntamente con ellos y hasta dónde te permitan expandir tu creatividad y darle forma a tus sueños.

Para más información, visite www.inspirulina.com

Ilustración de José Alejandro Ovalles   jaoc28@yahoo.com