jueves, 24 de abril de 2014

 

Internacionales

25 / 12 / 2012
- 09:59:06
El gobierno brasileño discute dar protección especial a periodistas
El gobierno brasileño discute dar protección especial a periodistas
GAAR / Globovision/AFP
El gobierno brasileño discute la posibilidad de dar protección "diferenciada" a los periodistas para enfrentar las amenazas o asesinatos por su labor, informó este martes el diario O Globo citando a la secretaria de Derechos Humanos.

"El Estado debe asegurar la protección de comunicadores por la naturaleza de su función, con la defensa de la libertad de expresión. Por eso, hay necesidad de un programa diferenciado", dijo Maria do Rosario, secretaria de Derechos Humanos de la Presidencia brasileña.

Para este debate se formó un grupo especial dentro de la secretaría que evalúa la creación de un programa específico para periodistas o ampliar el que ya existe de protección a los defensores de derechos humanos para que incluya a los reporteros amenazados.

"Los programas han crecido en presupuesto y articulación política. Los mismos que amenazan a los defensores de derechos humanos son los que amenazan a los periodistas", estimó la funcionaria.

La protección puede materializarse con la entrega de un teléfono encriptado, cambio de domicilio o hasta escolta policial, señaló O Globo.

La semana pasada, asociaciones de periodistas y medios informaron que dos reporteros brasileños que han recibido amenazas de muerte tras denunciar a policías se hallan en paradero desconocido con sus familias.

Mauri Konig, 46 años, del diario Gazeta do Povo (Curitiba, sur), está en paradero desconocido tras recibir amenazas de muerte contra él y su familia luego de publicar artículos sobre el uso indebido de coches policiales.

El veterano periodista de Folha de Sao Paulo Andre Caramante abandonó Brasil en septiembre luego de recibir numerosas amenazas de muerte tras informar en julio que el exjefe de la temida unidad de élite policial Rota incitaba a la violencia durante la campaña electoral.

La Sociedad Interamericana de Prensa da cuenta de seis periodistas brasileños asesinados este año en el país, mientras el Comité para la Protección de Periodistas informa de cuatro.