miércoles, 23 de abril de 2014

 

En Vanguardia

23 / 09 / 2005
- 03:57:20
Ecstasy una droga de abuso peligrosa
/ CF

La droga o sustancia química de abuso conocida como Ecstasy, la cual también es conocida por su acrónimo de MDMA (3,4-methylendioxymethamphetamine), es una droga ilegal que tiene una acción directa sobre el sistema nervioso en el cual actúa como un estimulante y también como un alucinógeno, produciendo un efecto de tipo energetizante, así como también de distorsión en tiempo y percepción y aumento de la percepción táctil.

La droga ecstasy fue creada y desarrollada en Alemania, a inicio de los años 1900, como una sustancia base para ser usada en la síntesis de otros productos farmacéuticos. Durante los años 70, en Estados Unidos algunos psiquiatras la usaron para aplicaciones psicoterapéuticas, a pesar de que era una droga no aprobada para su uso en personas.

Posteriormente, a final de los años 2000, la "Federal Drug Administration (FDA)" aprobó algunas pruebas clínicas con esta droga, siendo usada bajo muy estricto control en pacientes que eran tratados por problemas de estrés postraumático. El ecstasy llegó a ser conocida como "la penicilina del alma". Esto debido a que aumentaba la comunicación en los pacientes durante sus sesiones de terapia, mejorando su capacidad introspectiva, esto llevó a que la droga se hiciese de uso terapéutico por algunos psiquiatras. Durante los años 70 la droga pasó a ser de venta clandestina en las calles y, en el año 1985, la "Drug Enforcement Agency (DEA)" la prohibió, siendo clasificada como una droga sin valor terapéutico.

Las personas que usan de manera ilícita el ecstasy, se toman de una a dos dosis, es decir, una o dos tabletas de MDMA, las cuales contienen entre 60 a 120 miligramos de MDMA. Generalmente la segunda dosis la toman cuando sienten que los efectos de la primera se están desapareciendo.

La droga conocida como ecstasy (MDMA), tiene una acción directa en el cerebro afectando la actividad de los mensajeros químicos o neurotransmisores y la capacidad de comunicarse entre sí de las células nerviosas. Esta sustancia puede ser tóxica para estas células. El ecstasy puede interferir con la habilidad del cuerpo humano para regular la temperatura, lo que en algunos casos puede llevar a consecuencias médicas graves, inclusive, hasta la muerte.

Ecstasy produce la liberación de la norepinefrina, un neurotransmisor que conduce a crisis de taquicardia y de aumento de la presión arterial. Las tabletas de esta droga que se venden de manera ilegal en la calle no siempre contienen el producto químico puro, es decir, el MDMA, sino que son adulteradas y las combinan con otras sustancias, tales como cafeína, anfetaminas, dextromethorpan (un antitusivo), y efedrina (sustancia usada para pérdida de peso).

Ecstasy es una droga potencialmente adictiva y altamente peligrosa cuando es usada de manera indiscriminada. Lo más común entre los jóvenes aficionados a tener experiencias con esta droga, es que la combinan con alcohol, marihuana o, inclusive, cocaína. Es conocida como la droga de las discotecas y es muy apreciada por los jóvenes de EE.UU., Canadá y en diversos países europeos. En Venezuela su venta no está muy diseminada, aunque de vez en cuando son decomisados alijos de esta droga, en nuestro país es más común el uso del "crack", conocido como el "marrón".

El uso de esta droga, especialmente en los ambientes nocturnos e, inclusive, de manera muy popular, entre poblaciones de homosexuales que asisten a estos ambientes, ha levantado un alerta pues se ha relacionado con comportamientos sexuales de alto riesgo que eventualmente podrían conducir a infecciones de transmisión sexual, incluyendo el VIH.

La única y más fuerte medida preventiva para combatir el abuso del ecstasy, es la educación, no existe un tratamiento específico para el abuso o adicción al ecstasy, se han usado sustancias antidepresivas y asimismo terapias cognitivas y grupales.

Una reselección de OSHO: Si no luchas contra el cuerpo, te vuelves incorpóreo. Si luchas contra él, el cuerpo se convierte en una carga. Y cargando con tu cuerpo como un peso nunca puedes llegar a la divinidad.

Fuente: Netsaluti. José A. Serrano www.netsaluti.com