miércoles, 23 de abril de 2014

 

Nacionales

06 / 08 / 2013
- 06:36:57
Devoción católica y religiosa demostraron feligreses al Santo Cristo de La Grita
Devoción católica y religiosa demostraron feligreses al Santo Cristo de La Grita
JSGV / Globovisión/AVN
En las rutas del peregrino, en las iglesias de paso, en los pueblos de montaña, y en el Santuario del Santo Cristo de La Grita, en el estado Táchira, quedó marcada la devoción católica y religiosa de miles de feligreses, quienes le rindieron tributo al protector de Venezuela en su 403 aniversario.

Este martes, como fecha central, se celebró la misa pontifical en honor al Cristo de los Milagros, que se llevó a cabo en el santuario construido por mandato del expresidente, Hugo Chávez.

El gobernador José Vielma Mora, quien estuvo presente en la peregrinación y supervisó las obras de la segunda etapa del Santuario, comentó que pudo ver como "miles de personas caminaron, recorrieron las rutas en bicicleta o a caballo, y no se detuvieron ante el sol, la lluvia o el frío, lo que evidencia el fervor que existe hacia el Santo Cristo".

"Aumentamos los cupos de hidratación, atención médica, señalización y otros servicios alternos para brindar todas las comodidades posibles a los caminantes que participaron en la peregrinación", añadió.

Por su parte, la secretaria de Gobierno, María Gabriela Varela, manifestó que la visita al Santo Cristo reafirma la fe a través de oraciones y plegarias, reseña nota de prensa.

"Este es un evento que permite impulsar el turismo religioso y nuestro mayor deseo es lograr que el Santo Cristo de La Grita se convierta en el patrono, no sólo del pueblo tachirense sino de toda Venezuela", señaló.

Reflexión y compartir familiar

En su andar, los peregrinos expresaron que la devoción y los milagros atribuidos a la imagen del Santo Cristo son una buena razón para realizar un recorrido de 86 kilómetros en su nombre, en el que se viven momentos de reflexión y compartir familiar.

Adrián Bolaños, quien arrancó con un grupo de 43 personas, agradeció al Santo Cristo por todas las cosas buenas, "y pido perdón por las malas, porque a veces son las que se abrigan en el pensamiento y en las acciones del ser humano".

"Estoy muy contento porque no nos faltaron ni alimentos ni bebidas en momentos que sentimos que no podíamos caminar más. La atención y organización de este año fue muy buena", apuntó.

Por su parte, Yesica Molina, quien desde hace dos años realiza la peregrinación para agradecer al Cristo de los Milagros los favores recibidos, reseñó que es devota desde pequeña, cuando su mamá la ofreció en promesa por un enfermedad de la piel, la llevó al templo y se curó.

"Cuando una llega hasta La Grita se disfruta mucho del paisaje, es casi como un milagro, entonces así se puede profesar aún más la fe en el Señor", sostuvo.

Igual opinó María Ramona Parra, quien tiene 15 años organizando, junto a su familia, la caminata hasta el Santo Cristo: "Es una experiencia inolvidable. Es como sentirse parte del Señor, y aunque a veces no se aguanta caminar tanto, la devoción te lleva hasta Dios".