jueves, 24 de abril de 2014

 

Internacionales

27 / 05 / 2012
- 02:33:47
Detienen en Francia al jefe militar de ETA
Detienen en Francia al jefe militar de ETA
/ DYMG
El presunto jefe del aparato militar de ETA, Oroitz Gurruchaga Gogorza, fue detenido este domingo con su ayudante Xabier Aramburu, en Cauna, en el suroeste de Francia, cuando presuntamente iban a captar activistas, informó el ministerio del Interior español.

Gurruchaga es el "máximo responsable del aparato 'militar' y de 'captación' de la banda terrorista, mientras que Aramburu era su ayudante", dijo el Ministerio en un comunicado.

Los arrestos tuvieron lugar sobre las 15H30 locales (13H30 GMT) en una operación conjunta de las policías española y francesa cuando ambos circulaban armados con una pistola y un revólver en un coche robado con matrículas falsas por Cauna, según la misma fuente.

El ministerio del Interior español consideró que "la presencia de ambos en el sur de Francia podría deberse al establecimiento de citas de captación de nuevos miembros de ETA".

Gurruchaga, de 30 años, ingresó en ETA en 2008, donde fue subiendo en la estructura de la organización hasta convertirse actualmente en "el responsable del aparato militar y de captaciones" de la organización armada.

"Se encargaba de reclutar nuevos miembros para reforzar las filas de la banda terrorista", según el Ministerio.

Su compañero, de 32 años, había huido a Francia en 2010 tras la desarticulación en España del comando "Tontor" de la organización armada.

La policía española considera a Aramburu responsable de "diversos atentados cometidos mediante artefactos explosivos" en el País Vasco en 2008, entre ellos, el ataque con coche bomba contra una comisaría de la policía vasca en Ondarroa, que causó varios heridos.

Las detenciones de Gurruchaga y Aramburu tienen lugar algo más de un año después del arresto en marzo de 2011 del hasta entonces considerado jefe militar de ETA, Alejandro Zorbarán Arriola, alias "Xarla", junto a otros tres presuntos activistas en una casa rural de Willencourt, un pequeño pueblo del norte de Francia.

Con las detenciones de este domingo, ya son 15 personas arrestadas por su supuesta vinculación con ETA desde que la organización armada vasca anunció el 20 de octubre de 2011 el "cese definitivo de su actividad armada", aunque no entregó las armas ni se disolvió.

La última detención de un miembro de ETA en Francia se remonta a marzo pasado cuando fue arrestado en Ciboure, cerca de la frontera francesa, José Manuel Askarate Ramos, reclamado por la justicia española.

Las detenciones de Gurruchaga y Aramburu se producen apenas dos días antes la prevista visita el próximo martes a España del ministro del Interior francés, Manuel Valls, que el pasado día 18 reclamó en Múnich junto a su homólogo español, Jorge Fernández Díaz, la disolución de ETA.

Valls dijo que el gobierno francés adoptará la posición de las autoridades españolas y subrayó que "la disolución de esa organización terrorista es evidentemente una condición sine qua non" para cualquier iniciativa, después que ETA emitiera un comunicado el 16 de mayo afirmando haber "designado una delegación para iniciar un diálogo directo con los gobiernos de España y de Francia".

El comunicado de ETA insistía en "la necesidad de un diálogo y de un acuerdo entre ETA y los gobiernos de España y Francia para superar las consecuencias del conflicto", destacando la importancia de "un diálogo entre los diferentes actores del País Vasco para desembocar en acuerdos que contribuyan a una paz durable".

El gobierno español rechazó esta negociación e insistió en pedir la "disolución incondicional" de la organización separatista armada vasca, considerada responsable de la muerte de 829 personas en más de 40 años de atentados por la independencia del País Vasco.

El ministro Fernández insistió en que "no habrá negociación política con ETA" pues lo que ETA tiene que hacer es proceder a su "disolución incondicional".