viernes, 25 de abril de 2014

 

En Vanguardia

18 / 07 / 2005
- 04:03:13
Declaran el cocuy patrimonio cultural del estado Lara
/ CF

El  Ejecutivo del estado Lara declaró al cocuy (Agave Cocuy), como patrimonio cultural de esta región occidental venezolana.

El objetivo es regular el desarrollo integral y sustentable de la planta productora de este licor como actividad económica, por sus tradiciones, expresiones, conocimientos y la producción de sus derivados. Asimismo, el Consejo Legislativo de la entidad, promulgó una Ley regional para la
conservación y preservación del mencionado producto. 

Carlos Hernández, investigador de este instituto en el estado Lara, dijo que con la planta también se elaboran hamacas tejidas con la fibra que se extrae de la hoja denominada dispopo, la cual es la textura más suave
del sisal y se obtiene de las hojas jóvenes.

Antes del descubrimiento de América, la planta del cocuy representaba para los aborígenes el sustento y la vida, prueba de ello son los innumerables testimonios de viajeros que dejaron como legado en sus crónicas, los diversos y múltiples usos de esta fibra.

En Venezuela la elaboración de alcoholes para el consumo humano comienza prácticamente con el nacimiento de la Capitanía General de Venezuela.


Posteriormente el Congreso de la Gran Colombia emitió una ley donde declaraba la actividad como fuente de riqueza, tanto pública como privada, y eliminaba el monopolio de la producción.


La planta de cocuy ha sido utilizada desde la época de los indígenas para la obtención de la bebida, y es con la llegada de los españoles que se tecnifica, porque son ellos quienes introducen el alambique como instrumento para la destilación de los alcoholes.


Según documentos, testimonios y costumbres, la importancia de la explotación del Agave Cocuy en el estado Lara, ha sido un elemento cultural aborigen de tipo religioso, alimenticio y medicinal.

En la década de los años cincuenta, la legislación que regulaba la actividad relacionada con los licores sufrió modificaciones y el cocuy fue declarado como bebida alcohólica.

Por estas razones, el cocuy pasó a la clandestinidad. A esa situación se le agrega que los productores artesanales no podían cumplir con las normas establecidas, lo cual significó persecución y encarcelamiento para ellos, sin embargo, no fue motivo suficiente para que la actividad desapareciera.