lunes, 21 de abril de 2014

 

Internacionales

14 / 06 / 2012
- 05:24:10
Decenas de muertos en Siria, la rebelión cumple dieciséis meses
Decenas de muertos en Siria, la rebelión cumple dieciséis meses
/ DDF
Decenas de personas perecieron el jueves en las violencias en Siria, donde la rebelión reprimida a sangre y fuego entrará el viernes en su decimosexto mes, con masivas manifestaciones previstas contra el régimen.

En todo el país, al menos 52 personas --33 civiles, seis insurgentes y 13 soldados-- perecieron en los asaltos y bombardeos de las tropas regulares contra varias ciudades rebeldes, y en los combates entre soldados e insurgentes, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Amnistía Internacional aseguró este jueves que tiene pruebas recientes de que el régimen sirio está cometiendo "crímenes contra la humanidad" para vengarse de las comunidades sospechosas de apoyar a los insurgentes en Siria.

La organización dice tener pruebas recientes de que soldados sirios arrastraron a civiles, niños incluidos, fuera de sus casas para matarlos.

El mausoleo de Zeynab, uno de los lugares más sagrados para el islam chiita, situado en los alrededores de Damasco, sufrió numerosos daños el jueves en un atentado suicida con coche bomba en el que 14 personas resultaron heridas, informaron testigos y la prensa oficial siria.

Según informaciones recogidas por el OSDH, el atentado tuvo por blanco un edificio de las fuerzas de seguridad situado cerca del mausoleo, dedicado a Sayida Zeynab, nieto de Mahoma, y frecuentado cada año por centenares de miles de peregrinos, sobre todo iraníes y libaneses.

La agencia oficial Sana dijo que el área de la explosión sufrió "importantes daños" y confirmó que el autor del atentado falleció.

Según un testigo, una camioneta entró en el aparcamiento hacia las 03h00 GMT y explotó entre los vehículos estacionados, incluyendo autobuses de peregrinos. Las ventanas del mausoleo estallaron y sus minaretes también resultaron dañados. La explosión dejó un cráter de tres metros en el suelo.

Este jueves, otro coche bomba estalló en la ciudad de Iblib, en el noroeste de Siria y un número indeterminado de soldados murió y resultó herido en la explosión.

En la ciudad de Deraa, en el sur, escenario de fuertes protestas contra el régimen, cinco civiles murieron este jueves, cuatro de ellos en un bombardeo de las tropas gubernamentales.

En la región de Homs, en el centro, también escenario de terribles combates, seis personas fallecieron.

Este jueves, una delegación de observadores de la ONU visitó la ciudad de Hafa, en la provincia de Latakia (noroeste), al día siguiente de que las autoridades anunciaran haberla "purgado" tras unos intensos combates.

Las fuerzas gubernamentales intentan desde hace varios días retomar con intensos bombardeos el control de bastiones rebeldes.

Estas nuevas bajas humanas se producen un día después de que el miércoles 77 personas perdieran la vida violentamente en el país, según el OSDH, que realiza sus cálculos basándose en una importante red de militantes y testigos en todo el país.