viernes, 25 de abril de 2014

 

La buena noticia

09 / 07 / 2012
- 08:22:02
Cuba aplicará ensayo de fármaco para pie diabético
Cuba aplicará ensayo de fármaco para pie diabético
/
Cuba iniciará en 2013 la aplicación de un ensayo clínico fase III con su medicamento Heberprot-P, desarrollado para tratar la úlcera del pie diabético, en un centenar de hospitales de la Unión Europea (UE), anunció un especialista citado hoy por medios locales.

El director de negocios del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) de La Habana, Ernesto López Mola, dijo que este ensayo clínico deberá incorporar a unos 700 pacientes, a partir del efectuado en 17 instituciones sanitarias de España en la fase II, según reportó la estatal Agencia de Información Nacional (AIN).

El CIGB desarrolló en conjunto con el Instituto de Angiología y Cirugía Vascular el Heberprot-P que contiene un factor de crecimiento epidérmico que acelera la recuperación de las lesiones y sirve como prevención ante la amputación de los miembros inferiores en los diabéticos y está considerado entre los fármacos más sobresalientes de la industria biotecnológica cubana.

El directivo de la institución científica cubana señaló que será la primera vez que la isla llega a esta fase (III) de investigación en naciones del llamado primer mundo.

"Según expertos es la investigación más grande acometida en el planeta para la úlcera del pie diabético, como estudio clínico, científico, hecho con todo el rigor y que se realiza a triple ciega, además de que hay expectativas con los resultados", resaltó.

Avanzó que actualmente se preparan las condiciones del sistema productivo para después efectuar el estudio, "muy costoso", en sociedad con otras empresas.

También indicó que el Heberprot-P se ha convertido en el producto líder del CIGB, en cuanto a volúmenes de venta, y dijo que por ese concepto se esperan ingresos este año que superen los 100 millones de dólares.

Este medicamento tiene otorgadas patentes en más de 40 países, ha obtenido hasta la fecha 17 registros sanitarios, permiso que conceden los ministerios o secretarías de salud pública para poder usarlo y sobrepasan 70.000 los pacientes de varias naciones beneficiados con su aplicación, detalló el especialista.

En Cuba el uso de este fármaco se generalizó desde 2009 en unas 100 instituciones con buenos resultados y en países de la región como Venezuela su aplicación se ha extendido a miles de pacientes.