viernes, 25 de abril de 2014

 

Espectáculos

19 / 07 / 2012
- 05:03:23
Conozca los seis secretos mejor guardados de Disneylandia
Conozca los seis secretos mejor guardados de Disneylandia
/ VVRG
En nuestro habitual recorrido por lo más destacado de la blogosfera, nos detenemos en el mágico mundo de Disney. De la mano del blog "Culturizando", vamos a revelar seis de los secretos que se ocultan tras las fachadas de cartón piedra del Parque Disneyland de California y que articulan parte de la vida de este fascinante mundo de ilusión:

1. Una etiqueta estricta: Todos los empleados de Disneyland tienen que conocer perfectamente la estricta etiqueta que rige en el parque y la forma correcta de dirigirse a sus visitantes. Así, nunca señalarán algo apuntando con el dedo índice, sino que lo harán con dos dedos o con la palma de la mano hacia arriba. Si van vestidos con un disfraz de un sector del parque, no pisarán otro sector diferente. Tampoco está permitido que los hombre lleven barba o bigote y están obligados a hacerse la manicura, para no llevar uñas largas.

2. Mickey en todos lados: Como si fuese el “Gran Hermano” de la novela de Orwell, las orejas del ratón más famoso del mundo están presentes por todo el parque. No solo en toda clase de productos que venden las incontables tiendas de regalos, sino que su perfil aparece en carteles, camuflado en formas arquitectónicas, en el papel que cubre las paredes de la enfermería, en la forma de las sillas de espera, en los huevos del desayuno de sus hoteles o en las marcas de óxido de los mástiles del barco pirata.

3. Un ejército de gatos: A pesar de que su mascota es un ratón, este lugar de magia y fantasía libra una guerra diaria contra los roedores. Cada noche, tras la marcha del último visitante, se libera un ejército de más de 300 gatos para que recorran a sus anchas los dominios de Disneyland y controlen la población de ratones del parque.

4. El bar más exclusivo de Estados Unidos: Pocas personas saben que Disneyland alberga el “Club 33”, uno de los bares más exclusivos de Estados Unidos. Situado sobre una de las tiendas de Nueva Orleans Square. Solo 487 personas forman parte de este selecto club que posee una lista de espera de 14 años.

5. Cuestión de perspectiva:
En Disneyland no todo es lo que parece. Especialmente en el “Mundo Mágico”. El diseño del parque está pensado para que cada visitante se sienta sumergido en las historias que se cuentan. Para ello, los arquitectos se esforzaron en crear ilusiones ópticas forzando las perspectivas. Así, edificios como el Castillo de la Bella Durmiente mide solo 23 metros de altura, pero parece mucho más alto debido a que los ladrillos y adornos arquitectónicos son cada vez más pequeños a medida que se ubican más alto en la estructura.

6. El fantasma de Walt: Como todo mundo mágico que se precie, Disneyland posee su propio misterio en forma de fantasma. Durante la construcción del parque, Walt Disney decidió vigilar las obras personalmente y se mudó con su familia a un pequeño apartamento construido sobre la estación de bomberos de Main Street. Pasaba casi todas las noches estudiando y corrigiendo los planos del parque en el salón de su casa. Para recordar su presencia, cada día se enciende una luz en esa habitación, cuyo reflejo puede verse desde la calle. Cada noche, después que todos se han ido, la luz se apaga automáticamente, pero cada mañana vuelve a encontrarse encendida y los planos sobre el escritorio aparecen siempre con nuevas correcciones.