miércoles, 23 de abril de 2014

 

Ciencia y tecnología

08 / 12 / 2012
- 05:32:17
Conozca a "Sailfish", el sistema operativo de Jolla que competirá con iPhone y Android

Conozca a "Sailfish", el sistema operativo de... por Globovision
DYMG / Globovisión / ABC.es
La compañía Jolla y su sistema operativo, Sailfish, pretenden servir de alternativa real al dominio de los teléfonos inteligentes de iPhone y Android. La tecnológica finlandesa, formada por antiguos empleados de Nokia, ha creado una una novedosa interacción del usuario con el dispositivo, y una mayor personalización de los fabricantes con el sistema operativo. El expansivo mercado chino es su puerta de entrada mundial.

Novedoso

Jolla (pronunciado "yola") presentó a finales de noviembre su sistema operativo, Sailfish OS, y un prototipo de teléfono (el primero está previsto para primavera). El principal punto fuerte es la posibilidad de trabajar con hasta nueve aplicaciones al mismo tiempo, en lugar de tener que cerrar unas para abrir otras. Otras particularidades son los menús deslizables hacia arriba y abajo, el uso de transparencias y diferentes transiciones entre pantallas. El diseño no es la novedad, con los elementos dispuestos en celdas, pero sí la forma de interactuar con el dispositivo.

La influyente web de noticias tecnológicas Mashable ha comparado a Jolla con el primer Apple por su preocupación por el usuario, y lo califica como "primera alternativa real" a las dos grandes del mercado. Jolla está formada por antiguos ingenieros de Nokia que desarrollaron el sistema operativo MeeGo. Nokia abandonó el proyecto tras su acuerdo con Microsoft. Jolla continúa por libre con él desde octubre de 2011.

Abierto y flexible

El sistema operativo Sailfish utiliza el software de código abierto Linux, como Android, pero sin las limitaciones que impone Google con el objetivo de controlarlo. Jolla dará a los fabricantes de teléfono la posibilidad de personalizar el sistema operativo en función de sus necesidades, sin obligación de contar con elementos inamovibles predeterminados. Así, por ejemplo, podrán incluir funciones particulares dentro del dispositivo en lugar de tener que incorporarlo como aplicaciones ajenas.

La fragmentación del sistema operativo permite flexibilidad en función de la capacidad de los dispositivos, pero genera el problema de que, por ejemplo, las versiones antiguas puedan quedar descolgadas de las mejoras. Android recibe críticas recurrentes por este motivo. En Jolla se acentuarían porque su control sobre su sistema operativo es aún menor.

Ecosistema y aplicaciones

El objetivo de Jolla es construir un ecosistema completo: sistema operativo, teléfonos y aplicaciones. "No puedes crear un 'smartphone' sin el apoyo de desarrolladores, navegadores y servicios», explica Jussi Hurmola, CEO de Jolla, en una entrevista en Gigaom. Las aplicaciones son fundamentales para el éxito y marcan la diferencia entre iPhone y Android con el resto, ya que a los desarrolladores solo les resulta rentable crearlas para ellas. Jolla, para no partir con desventaja, ha anunciado que las aplicaciones de Android funcionan en su sistema; sin embargo su objetivo es contar con nuevas propias. El código abierto facilita la programación de nuevas aplicaciones.

Supremacía de Android y iPhone

El mercado mundial de teléfonos inteligentes está copado en un 90 % por Android (75%) y iPhone (15%). Nadie consigue alcanzarles. El gigante Microsoft, a pesar de su fuerte inversión, solo acapara el 2%. BlackBerry ha caído hasta el 4%. Sin embargo, la corta carrera en el mercado de los "smartphones" ha demostrado que que los imperios tardan poco en surgir y caer, como ya ocurrió con BlackBerry y Palm. El sistema operativo de Firefox y Open webOs son otras inciertas apuestas incipientes como Jolla.

Mercado chino

Jolla no pretende, aún, competir cara a cara contra los dos grandes; pero sí busca ganar pronto presencia en el mercado. Ya ha firmado un acuerdo con la mayor compañía de tiendas de móviles en China, DPhone, socio a su vez de las mayores telefónicas del país asiático.

La apuesta china se basa en el argumento de que en Occidente la relación entre las compañías de móviles y las operadoras es tan estrecha que las telefónicas difícilmente apuestan por un valor novedoso. En China, la venta de los dispositivos libres es más habitual, y, además, es el mercado más expansivo. Hoy hay 35 millones de iPhones en China y 80 millones de Android, mientras que hace dos años las cifras eran próximas a cero. En 2013 está previsto un crecimiento del 150%. No obstante, Jolla también ha firmado un acuerdo con la operadora finlandesa DNA para comenzar a trabajar con redes europeas.