miércoles, 16 de abril de 2014

 

Analistas

25 / 09 / 2012
- 05:49:17
¿Confía usted en las encuestas?
¿Confía usted en las encuestas?
Ricardo Antela / Globovisión
Las encuestas son, básicamente, estudios por medio de los cuales un investigador busca recaudar datos a través de un cuestionario prediseñado. Se prepara un conjunto de preguntas normalizadas, usualmente dirigidas a una muestra representativa de la población estadística en estudio, para conocer estados de opinión, características o hechos específicos. Son procedimientos basados en una ciencia, la estadística.

Por ello, no cuestiono los fundamentos científicos ni la utilidad de las encuestas; todo lo contrario, creo que –cuando son realizadas según los estándares científicos– son instrumentos valiosísimos para ayudar en la toma de decisiones o para explicar las condiciones de algún fenómeno o estudio aplicado.

Venezuela ha padecido estos años, pero sobretodo en los meses recientes, una auténtica guerra de encuestas, o más bien, una guerra de “políticos utilizando las encuestas”.

Actualmente, un grupo de las mismas predice una victoria del candidato del gobierno, Hugo Chávez, que con el favor verbal de algunos encuestadores “imparciales”, se le presenta a la opinión pública como irreversible y definitiva. Otras encuestas anuncian un presunto empate técnico, e incluso hay las que anuncian una victoria “cerrada” del candidato alternativo, Henrique Capriles. Algo similar ocurrió en Venezuela en el 2007, a propósito del referéndum aprobatorio de la fallida Reforma Constitucional, impulsada por el Presidente Chávez.

El 16 de noviembre de ese año, el canal de noticias Globovisión presentó a la opinión pública un estudio realizado el día 13 por el Instituto Venezolano de Análisis de Datos (IVAD), según el cual, el 42,7% de los venezolanos votaría NO (en contra de la Reforma) y el 38,8% votaría SI (para aprobarla). Según esto, la brecha a favor de la opción impulsada por la Oposición era de casi cuatro puntos, muy inferior al porcentaje de venezolanos que no manifestaban aún cuál era su opción (18,5%).

Cuatro días después, el 20 de noviembre, el portal web de Aporrea [afín al Presidente Chávez] refutó a Globovisión y afirmó que según el mismo Tracking Poll realizado por el IVAD, el 60,2% de los venezolanos daba como un hecho que la Reforma Constitucional sería aprobada. Incluso acusó al canal de noticias Globovisión, de mostrar encuestas chimbas e intentar manipular a los electores. ¿Le resulta esto parecido a la guerra de encuestas vista en el 2012?

Seguramente usted estará sorprendido (o sorprendida) por la aparente diferencia de resultados que arrojan algunas encuestas realizadas por encuestadores de larga tradición en Venezuela y reputación razonable de imparcialidad. Como lo ha venido advirtiendo el doctor en Ciencias Políticas y profesor de la Universidad de Glasgow, Iñaki Sagarzazu,

Algo extraño está pasando con los sondeos de opinión que van y vienen por Venezuela… sólo en la República Bolivariana de Venezuela hay tanta disparidad entre una y otra encuesta… Las encuestadoras del país han venido presentando, año a año, elección tras elección, sesgos sistemáticos a favor o en contra de una y otra tendencia: unas firmas se han ubicado históricamente a un lado de la cancha y otras en el bando contrario, pero nunca han dado el beneficio al actor de enfrente.

¿Cuánto podemos confiar en las encuestas en Venezuela, si ofrecen resultados tan distintos? ¿Cuánto podemos confiar en una encuesta, si a pesar de una gran “brecha” el encuestador no se atreve a predecir un resultado, faltando sólo dos semanas para las elecciones? Eche una ojeada –otra vez– a lo ocurrido en el 2007.

El 24 de noviembre, faltando sólo ocho días para el Referéndum, una presunta encuesta del IVAD (supuestamente manejada por el Alto Gobierno y depurada de los Indecisos) anunció que 58% de los venezolanos votarían SI a la Reforma Constitucional y sólo 42% votaría NO. Al igual que una presunta encuesta de Consultores 30.11 al día 28 (cuatro días antes de las elecciones), que le daba 56% al SI y 40% al NO. En ambas ganaba el SI por 16 puntos.

El 5 de noviembre, la encuesta de Hinterlaces arrojó que entre los seguros de ir a votar (el 61%), 45% votaría SI y 43% votaría NO. Ganaba el SI por dos puntos (empate técnico). Pero sólo 20 días después, otra encuesta de Hinterlaces (reseñada por Reuters) señalaba lo contrario: que de los electores decididos a votar, 46% votaría NO y 45% votaría SI. Ganaba el NO por un punto (empate técnico).

Pronóstico parecido lo ofreció la encuesta de Consultores 21, que al 25 de noviembre proyectó que entre los seguros de ir a votar (el 62%), 49,4% votaría NO y 48,5% votaría SI. ¡Ganaba el NO por menos de un punto! (un empate más que técnico). Este mismo resultado presuntamente lo proyectó la encuesta de Varianzas.

Al 24 de noviembre, la encuesta de Keller & Asociados mostró que 45% votaría NO y 40% votaría SI. Ganaba el NO por cinco puntos (cerca de un empate técnico). Dos días antes (el 22) la encuesta de Datos arrojó que el NO obtendría 41% y el SI un 30%. Ganaba el NO por 11 puntos. Y al día 24, la encuesta de Datanálisis arrojó que entre los seguros de ir a votar (el 58,7%), 48,9% votaría NO, 39,4% votaría SI y 11,7% era indeciso. Ganaba el NO por 10 puntos. A pesar de esta aparente brecha, su Director predijo cuatro escenarios posibles.

En síntesis: Dos encuestadoras supuestamente dieron ganador al NO (al oficialismo), y con una amplia ventaja; otra encuestadora varió ligeramente su pronóstico en un lapso de 20 días; otras dos anunciaron un empate técnico, con favor al SI; y tres encuestadoras dieron ganador al SI (oposición), cada una con ventajas diferentes. ¿Cómo explicar estas (aparentes) diferencias entre encuestadoras de larga tradición? ¿Podía confiarse en aquellas encuestas? ¿Confió Usted en alguna?

El resultado anunciado por el CNE fue que ganó el NO (la opción opositora), con mayoría de 50,7% en el Bloque A y de 51,05 en el Bloque B, muy lejos de la mayoría de los números anunciados por las encuestadoras. ¿Qué ocurrió con cada una? ¿Qué predice hoy cada una de esas mismas encuestadoras?

· Las encuestas que se le atribuyeron a IVAD y a Consultores 30.11 fallaron gravemente en el 2007. Hoy día, voceros del oficialismo le atribuyen al IVAD una encuesta según la cual Chávez ganaría por 18 puntos (50,8% vs. 32,4%), con 17% de indecisos. Y la más reciente encuesta de Consultores 30.11 proyecta que Chávez ganará por al menos 21 puntos [57,2% vs. 35,7%], con 7% de indecisos. Como supuestamente ocurrió en el 2007, ambas encuestadoras vuelven a predecir un triunfo contundente de la opción oficialista.

· Las encuestas de Keller, Datos y Datanálisis acertaron el ganador del 2007, mas no la ventaja. En este momento, se comenta en círculos políticos que Keller supuestamente proyecta un empate técnico, y que Datos aparentemente le atribuye a Chávez una ventaja de 17 puntos (48-31), con un 21% de “indecisos”. En el estudio presentado ayer por Datanálisis, se predice que Chávez ganaría por 10 puntos (49,4% vs. 39%) con 11,6% de indecisos. Según su Director, “es absurdo plantear en este momento que la decisión está definida y que es irreversible” toda vez que, según su decir, 83,6% de los indecisos indican que la campaña favorece a Capriles, de lo que surgen tres escenarios posibles (compare esto con su predicción del 24/11/2007).

· Sólo Hinterlaces, Varianzas y Consultores 21 acertaron en el 2007, al predecir el ganador y la mínima brecha. Actualmente, el Presidente de Hinterlaces anunció que Chávez ganará por al menos 18 puntos; y que ni siquiera “eventos extraordinarios” podrían alterar la probabilidad de victoria de Chávez. En contraste, el Director de Varianzas le dio ayer a Capriles una ventaja de dos puntos (49,7 vs. 47,7), con sólo 2,6% de indecisos. Y algo parecido vaticinó el Presidente de Consultores 21, quien afirma que "hay un candidato estancado y otro ganando espacio" y le da a Capriles una ventaja de dos puntos (48,1% vs. 46,2%), con la diferencia de que hay 5,70% de indecisos. El elemento común entre Varianzas y Consultores 21 es que, al igual que en el 2007, dan empate técnico con tendencia a una victoria opositora.

Si estas disparidades le parecen confusas, le cuento lo que dicen otras encuestas: VOP Consultores le da a Chávez una ventaja de 23 puntos (con 16% de indecisos), North American Research (NAOR) 25 puntos (con 15% de indecisos) y GIS XXI (dirigida por un ex Ministro simpatizante de Chávez) 27 puntos (con 15% de indecisos); mientras que 6to Poder Datos, Top Data, Datos Interdata y Predicmatica le dan a Capriles una ventaja de cuatro puntos (con 10% de indecisos en los dos primeros mencionados, y 4% en la última).

En síntesis:

· Seis encuestadoras (IVAD, Consultores 30.11, Hinterlaces, VOP Consultores, NAOR y Gis XXI) dan ganador al candidato del gobierno (Chávez) por al menos 18 puntos, cuatro de las cuales aseguran que este resultado es irreversible;

· Datanálisis da ganador a Chávez por 10 puntos, pero aclara que el resultado es reversible y que los indecisos (10,6%) podrían ocasionar la victoria (cerrada) de Capriles;

· Al menos dos encuestadoras (Varianzas y Consultores 21) repiten su pronóstico (acertado) del 2007: una victoria muy cerrada de la opción opositora, Henrique Capriles; y,

· Por lo menos otras cuatro (6to Poder Datos, Top Data, Datos Interdata y Predicmatica) dan ganador a Capriles por un mínimo de cuatro puntos, habiendo aún indecisos.

Estas discrepancias no necesariamente obedecen a intereses parcializados de alguna(s) encuestadora(s), ni invalidan (per se) las proyecciones pues podrían deberse a diferencias en el tamaño, lugar y estrato de la muestra de población seleccionada, en el cuestionario, en la ponderación de los indecisos, entre otras. Habría que analizar con rigurosidad la ficha técnica de cada encuesta. Pero, en vista de estas diferencias, le pregunto: ¿Está Usted dispuesto o dispuesta a estudiar cada una de las fichas técnicas? ¿Puede Usted confiar en las encuestas (sin haber investigado el origen de estas diferencias)? ¿Está dispuesto a confiar en alguna de las encuestas? ¿En cuál? ¿Bajo qué criterio?

¿Sabe qué? ¡Mejor vaya a votar el 7 de octubre y elija al candidato de su preferencia! Hágalo temprano, bien temprano, porque es probable que al menos el 75% de los electores (más de 14 millones de venezolanos) salga a decidir con su voto, y no con las encuestas, el resultado definitivo de las elecciones presidenciales. Y no lo olvide: Si Varianzas y Consultores 21 aciertan otra vez, como en el 2007, la noche del 7 de octubre le puede resultar muy larga.