viernes, 18 de abril de 2014

 

Nacionales

11 / 01 / 2013
- 01:06:24
Condenan a dos policías por la muerte de psicóloga en San Agustín
Condenan a dos policías por la muerte de psicóloga en San Agustín
GAAR / Globovisión/Nota de prensa
Ante la contundencia de la acusación y los medios de prueba evacuados por el Ministerio Público, fueron condenados a 13 años y 6 meses de prisión los funcionarios de la Policía del municipio Libertador, Wilmer Flores Monsalve y Leonel Matos González, quienes facilitaron el homicidio de la psicóloga Ana Matilde Raimondi de Bellorín, el 09 de junio de 2009 en la parroquia San Agustín de Caracas.

Durante el juicio oral y público, las fiscales 81° y 83° del Área Metropolitana de Caracas (AMC), Samia Abimene y Alba Martínez, respectivamente, ratificaron la acusación contra los dos citados policías por ser facilitadores en el delito de homicidio intencional calificado, simulación de hecho punible y quebrantamiento de pactos y convenios internacionales suscritos por la República, acciones previstas en el Código Penal.

Adicionalmente, la jueza 7° de Juicio del AMC, Yuko Horiuchi, en virtud de lo surgido durante la evacuación de pruebas realizada por el Ministerio Público, al cierre del debate calificó el nuevo delito de uso indebido de arma de fuego, por lo que condenó a Flores y a Matos a la citada pena.

Ahora se está a la espera de que ambos funcionarios sean trasladados desde la Zona 4 de la Policía Nacional Bolivariana, ubicada en Baruta, estado Miranda, hacia otro centro de reclusión, tal cual fue solicitado por las fiscales.

Vale destacar que en este mismo caso, los funcionarios Yeres Smith Reyes y Victoriano González Terán, previamente decidieron admitir los hechos por la comisión de los delitos de homicidio intencional calificado en grado de complicidad correspectiva, simulación de hecho punible y quebrantamiento de pactos y convenios internacionales suscritos por la República, por lo que fueron condenados a 11 años y 6 meses de prisión.

El 09 de junio del año 2010, Raimondi de Bellorín se trasladaba en su vehículo por un sector de San Agustín, cuando desde varias motocicletas, conducidas por los citados funcionarios, le efectuaron diversos disparos.

Seguidamente, la víctima, quien resultó herida, detuvo su automóvil frente a un módulo de la extinta Policía Metropolitana para pedir auxilio. Sin embargo, al descender del vehículo, cayó al pavimento sin signos vitales.