sábado, 19 de abril de 2014

 

Salud

24 / 12 / 2012
- 08:13:52
En la cena de navidad el cuerpo consume 2.300 calorías
En la cena de navidad el cuerpo consume 2.300 calorías
GAAR / Globovision/ abc.es
La Navidad es época de excesos, especialmente en las comidas. No concebimos una cena de Nochebuena o una comida de Navidad sin una mesa repleta de ricas y calóricas viandas que nos obliguen a desabrocharnos al final el botón del pantalón. De hecho, no han llegado aún los auténticos días de fiesta y ya nos hemos pasado con la cena de empresa y los dulces de las cestas.

Los expertos apuntan a que, en estas fechas, las personas engordan de media tres kilos, pero ¿te has parado a contar alguna vez el número de calorías que tomas solo en una de estas comilonas?

En total, 2.280 calorías en una sola comida. Para que te hagas una idea del volumen del que estamos hablando, las necesidades calóricas diarias para un adulto sano son de 2.000 a 2.500 calorías/día para el hombre y de 1.500 a 2.000/día para la mujer.

«En una cena de Nochebuena como la que estamos acostumbrado, el aporte calórico supera las necesidades a lo largo de 24 horas y la proporción de alimentos muestra un alto contenido en grasas y proteínas, colesterol y sal. El contenido en hidratos de carbono es bajo y la proporción de azúcares simples elevada», advierte la doctora Garrido.

En la comida de Navidad tampoco nos salvamos. Suele ser también muy abundante y su aporte calórico es similar al de la víspera. Así que, en menos de 24 horas, ingerimos nada más y nada menos que unas 4.600 calorías solo en dos comidas. Una cifra que puede dispararse aún más si añadimos una tarta de chocolate (650 calorías) o si preparamos como plato principal un pavo o pollo relleno (575 calorías).

«Una de las maneras fundamentales que tenemos de celebrar la Navidad es la comida, por tanto, no consiste en eliminar ninguna de estas costumbres sino de comer y beber con moderación. Disfrutar de la Navidad no significa estar todo el día comiendo», advierte la especialista en nutrición, que recomienda servir raciones moderadas, dejar de comer antes de estar lleno, compensar el resto de los días con platos más ligeros, beber más agua e infusiones y moderar el consumo de alcohol, ya que aporta calorías vacías.

Una buena opción para controlar el peso y evitar las digestiones pesadas en estas fechas es optar por platos igual de ricos pero menos calóricos. Se puede sustituir las carnes por un pescado. Una lubina a la sal aporta 206 calorías, la merluza en salsa verde son 290 calorías y el besugo al horno 320. En los entrantes, optar por una ensalada de langosta (190 calorías) o una lombarda rehogada (114 calorías) y elegir fruta para el postre.

El ejercicio es otra herramienta fundamental para ayudar a esquivar los kilos de más. «Se puede compensar el exceso calórico en parte aumentando o manteniendo la actividad física durante estos días. Puede ser una buena ocasión para caminar con los amigos o la familia», recomienda nuestra experta. Así, una persona que pese 60 kilos puede perder hasta 240 calorías si camina durante una hora, el equivalente a unos seis kilómetros. Para alguien que pese 70 kilos, el consumo será de 280 calorías y quien pese 80 kilos, puede perder hasta 320 calorías en una caminata de 60 minutos.