miércoles, 16 de abril de 2014

 

Internacionales

27 / 08 / 2005
- 05:05:54
Colombia: 300 paramilitares entregaron las armas en noroeste del país
/ CF

Trescientos paramilitares de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) se desmovilizaron este sábado en Santa Fe de Ralito (sede de los diálogos de paz), aumentando a 9.260 el número de combatientes desarmados en el proceso de paz, informó la prensa.

El alto Comisionado para la Paz, Luis Carlos Restrepo, y el jefe de la Misión de Apoyo de la OEA al Proceso de Paz, Sergio Caramagna, presidieron una cermonia en la que se desarmaron los combatientes al mando de alias 'Gabriel Galindo' o 'Gordolindo', sindicado de narcotráfico por la justicia de Estados Unidos.

'Gabriel Galindo', cuyo nombre verdadero es Francisco Zuluaga, es acusado por las autoridades colombianas de pagar para figurar como comandante del Bloque Pacífico de las AUC, y evadir así la extradición. Asimismo se le responsabiliza por una masacre en Cauca (suroeste) donde fueron asesinados más de 40 campesinos en abril de 2001.

"Es falso lo de la compra del frente porque en el ingreso mío, en septiembre de 1997, no se pensaba en negociar con el gobierno nacional", aseguró el ex paramilitar a periodistas.

Durante el acto, el delegado de la OEA señaló que el proceso de paz entre el gobierno y las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC, ultraderecha) debe ser apoyado con mayor presencia de la comunidad internacional.

"Es de vital importancia fortalecer el proceso, hemos tenido el acompañamiento de Holanda pero es necesario conseguir mayor ayuda internacional", indicó Caramagna.

A su vez, el obispo de Montería (noroeste), monseñor Julio Cesar Vidal, pidió al Ejecutivo que defina tres sitios para confinar a los comandantes y combatientes desmovilizados y que tras los diálogos con las AUC haga lo propio con los grupos guerrilleros.

"Aquí no podemos marcar el acento en un grupo individual sea a favor o para criticar", dijo el prelado.

Al acto también asistieron algunos comandantes de las AUC que esperan la resolución jurídica para sus procesos por delitos atroces.

Por su parte, el comandante de la Policía de Santa Fe de Ralito, mayor Carlos Jaimes, aseguró que desde hace más de 20 años esa zona no cuenta con la presencia de fuerza pública permanente por lo que 40 soldados llegaron para inaugrar la instalación de un puesto policial.

Es "para prestar seguridad a la comunidad de Santa Fe de Ralito y las zonas aledañas", dijo el uniformado.

Los últimos datos oficiales, antes de la instancia de este sábado, señalaban la desmovilización de 8.960 paramilitares que han entregado las armas como parte de un proceso de paz acordado entre el presidente Alvaro Uribe y las ultraderechistas AUC, que busca sacar del conflicto a un total de 20.000 de esos combatientes a más tardar en diciembre próximo.