viernes, 25 de abril de 2014

 

Internacionales

22 / 12 / 2012
- 11:37:47
Chilenos piden se deje de comprar carne a Brasil por caso de "vacas locas"
Chilenos piden se deje de comprar carne a Brasil por caso de
SM / Globovisión/EFE
La Federación de Productores de Carne Bovina (Federcarne) de Chile llamó hoy al Gobierno a suspender el ingreso de carnes brasileñas al país, tras informarse en esa nación de un caso de vacas locas ocurrido en 2010.

"Luego de descubrirse un caso de vaca loca en Brasil, enfermedad conocida científicamente como Encefalopatía Espongiforme Bovina (EEB), Fedecarne llama a las autoridades a actuar con rapidez y prohibir el ingreso de estas carnes a Chile", dijo la entidad en un comunicado.

El llamamiento está dirigido específicamente al Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) y en el texto Fedecarne recordó que ya hay cinco países que han decidido suspender la importación de carne brasileña: Egipto, Arabia Saudí, Japón, China y Sudáfrica.

Esta semana el Gobierno brasileño indicó que también Corea del Sur se había sumado al veto y precisó que en el caso de Egipto, el veto se limita a la carne procedente del estado de Paraná (sur), donde se detectó el caso.

El mismo fue clasificado como "no clásico" por el Gobierno brasileño y se confirmó por pruebas de laboratorio realizadas a una vaca que murió en Paraná en 2010, según un comunicado emitido el pasado 7 de diciembre por el Ministerio brasileño de Agricultura.

En Santiago, el presidente de Fedecarne, Christian Arntz, criticó que el Gobierno brasileño haya tardado dos años en informar del caso a la comunidad internacional lo que, a su juicio, "da cuenta de una falta de transparencia en los organismos encargados de la salud animal de Brasil".

Agregó que, en ese contexto, resulta "preocupante" mantener la importación de carne brasileña y consideró "insuficiente" que el SAG haya decidido suspender solamente el ingreso a Chile de harina de carne y hueso y alimentos para mascotas desde Brasil, manteniéndose el de carnes.

Entre enero y agosto, según cifras oficiales, Chile importó carne bovina por un valor de 506 millones de dólares, un 7,2 % más que en igual período de 2001, de los que casi el 50 % provino de Brasil.

En volumen, la carne brasileña alcanzó las 38 mil toneladas en ese período, un 168 % más que en 2011, debido a la suspensión de las importaciones desde Paraguay por un brote de fiebre aftosa.

A finales de noviembre, Chile autorizó nuevamente la llegada de carne desde Paraguay, país que hasta la aparición de la fiebre aftosa era el principal origen de estas importaciones.

En Chile el consumo de carne bovina alcanza sólo los 21,7 kilos anuales por habitante, mientras el de carne de cerdo y pollo llega a 84,7 kilos y el de pescados y mariscos supera levemente los diez kilos.