domingo, 20 de abril de 2014

 

Nacionales

05 / 04 / 2012
- 06:20:24
Chávez pide a Cristo: No me lleves todavía
Chávez pide a Cristo: No me lleves todavía
/ VVRG/VA
“Dame vida, aunque sea vida llameante, aunque sea vida dolorosa, no me importa (…), dame tu corona Cristo, que yo sangro, todavía me quedan cosas por hacer”, expresó el presidente Hugo Chávez después de una eucaristía por su salud en Barinas. Recordó que el cáncer es una amenaza que ha significado el fin del camino físico de mucha gente y admitió que lloró por estar reunido con sus padres.

La Eucaristía

En el estado Barinas realizaron una Misa de Acción de Gracias por la salud del presidente Hugo Chávez, en la que estuvo presente el primer mandatario junto a sus familiares y allegados.

Asistieron los padres del Ejecutivo nacional, Elena Frías y Hugo de los Reyes Chávez, sus hermanos, sus hijas y algunos de sus nietos.

El presbítero Luis Rodríguez, capellán de la 93º Brigada y Guarnición de Barinas, dio la bienvenida al presidente y durante la homilía pidió exclusivamente por la salud del primer mandatario. El presbítero se dirigió a Jesucristo al expresar: "Tú que resucitaste a nuestro amigo Lázaro, cuida a nuestro amigo y comandante, Hugo Chávez".



Asimismo, pidió que le otorgue sabiduría al gobernante. También se refirió a la Fuerza Armada, "que está unida por una sola causa: por una revolución para enseñarnos a vivir mejor".

Durante la misa, se elevó una plegaria por "la salud física y espiritual, que le conceda fortaleza para seguir adelante buscando la victoria siempre".

Discurso de Chávez

“Recordando a Bolívar, y su expresión, Jesús Cristo, Don Quijote y yo, y recordando al Che, y el costillar de Rocinante, esta vida pues en verdad no ha sido fácil, la vida, los caminos de la revolución ¿quién dijo que son fáciles?, y por supuesto no soy yo afortunadamente el único, no, somos legiones, en estos siglos, a quienes nos ha tocado, unos más, otros menos, no soy yo tampoco el más, no, sencillamente uno ha tratado de cumplir con las exigencias de un tiempo y de un huracán, y de una vida”, manifestó el presidente Chávez luego de la eucaristía.

Confesó que derramó lágrimas cuando sintió las manos de sus padres tocándolo durante la ceremonia. "Ahora no pude evitar unas lágrimas cuando sentí la mano amorosa de mi madre, y al mismo tiempo, la mano amorosa de mi padre, las dos manos, una me sobaba por aquí y otra por aquí y dije, Dios, ¿hace cuánto no sentía yo estas dos manos al mismo tiempo?", explicó.


Normal 0 21 false false false ES-VE X-NONE X-NONE





/* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:"Tabla normal"; mso-tstyle-rowband-size:0; mso-tstyle-colband-size:0; mso-style-noshow:yes; mso-style-priority:99; mso-style-parent:""; mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt; mso-para-margin-top:0cm; mso-para-margin-right:0cm; mso-para-margin-bottom:10.0pt; mso-para-margin-left:0cm; line-height:115%; mso-pagination:widow-orphan; font-size:11.0pt; font-family:"Calibri","sans-serif"; mso-ascii-font-family:Calibri; mso-ascii-theme-font:minor-latin; mso-hansi-font-family:Calibri; mso-hansi-theme-font:minor-latin; mso-bidi-font-family:"Times New Roman"; mso-bidi-theme-font:minor-bidi; mso-fareast-language:EN-US;}

“Todavía me quedan cosas por hacer por este pueblo y por esta patria, no me lleves todavía”, dijo el mandatario invocando a Cristo, luego de que señaló que tiene mucha ilusión en que el cáncer maligno no volverá a aparecer en su cuerpo.

Revise:

Chávez: Hasta ahora no ha habido reacción adversa al tratamiento