lunes, 21 de abril de 2014

 

Deportes

30 / 03 / 2013
- 10:02:35
Carlos González alistó sus piernas para esta temporada
Carlos González alistó sus piernas para esta temporada
/ Globovisión/AVS
Las lesiones han estado persiguiendo a Carlos González luego de que éste consiguiera el estrellato en Grandes Ligas, en el 2010, cuando ganó el título de bateo de la Liga Nacional y se convirtió tan solo en el tercer venezolano en lograrlo.

Esos problemas físicos han sido un difícil obstáculo de vencer para el venezolano, pero él se las ha ingeniado para que esas limitaciones no tengan un mayor impacto en su juego y así producir efectivamente.

Para esta campaña, que está a días de comenzar, el venezolano espera no tener que batallar nuevamente con las lesiones, para eso se preparó durante el invierno, fortaleciendo su físico, pero no más allá de la cuenta, como le pasó en el 2011. Ahora lo hizo consciente de lograr un balance integral.

“En la temporada muerta trabajé muchísimo en eso. Traté de esforzarme en fortalecer la parte de debajo de mi cuerpo, para así robar más bases y tratar de ser un jugador más completo y al final del día ayudar al equipo, porque yo sé que las oportunidades van a estar al frente de mí y no todas las veces se va a hacer el trabajo, pero para eso nos estamos preparando, para tener más cosas positivas que negativas al final de la temporada”, dijo González en el complejo primaveral de los Rockies de Colorado, en Scottsdale, Arizona.

Estando sano el estelar jardinero asegura que puede hacer muchas cosas y ayudar al equipo a ganar, además de poner esos buenos registros acordes con sus credenciales de jugar completo y súper estrella.

“Para nosotros todos los años es una nueva etapa, un nuevo reto, porque en el beisbol no importa lo que hagas la noche anterior, porque ya eso lo pagaron, ya eso paso, por eso trato de enfocar en hacer buenos números año tras año y día tras día, para así cuando llegue el momento de retirarme pueda mirar atrás y decir que di todo lo que tenía en el terreno de juego y tuve una carrera bonita”, dijo el zuliano de 27 años de edad, quien durante estos entrenamientos ha estado ajustando su ofensiva, al igual que todos los aspectos de su juego.

Desde esa temporada del 2010, cuando ganó el título de bateo, González ha cargado con el peso de ser el centro de atención del equipo, junto a su compañero Troy Tulowitzki. Manejar esa situación, que siempre demanda paciencia y tolerancia, en especial en los malos momentos, como los vividos por los Rockies las dos últimas campañas, en las que han terminado en el último lugar de la División Oeste de la Liga Nacional, no es fácil.

“Nosotros sabemos que tenemos grandes responsabilidades como jugadores emblemáticos del equipo. Lo que tratamos es de tomarlo con calma, juego por juego, jugar nuestro partido y tratar de mantenernos sanos que es lo que nos ha costado en los últimos años para tener un equipo balanceado”, expresó el venezolano, quien para esta campaña estará jugando para un nuevo manager, Walt Weiss.

“Walt nos ha tratado de una manera bastante buena, como todos nosotros lo esperábamos, aunque también nos ha sorprendido por la manera como es, es muy profesional y trata de jugar una pelota inteligente, de una forma fundamental, algo que a veces los equipos se salen y se descarrilan de eso que es lo que más se ve”, dijo el González acerca de su nuevo estratega.