jueves, 17 de abril de 2014

 


Notice: Undefined offset: 18687 in /web_app/globovision.com/web_site_2012/includes/articulo.inc.php on line 16

07 / 04 / 2013
- 07:54:51
Capriles: La nuestra es una lucha épica
Capriles: La nuestra es una lucha épica
/ Globovisión
El candidato presidencial Henrique Capriles aseguró que el próximo 15 de abril, Venezuela empezará el camino hacia la democracia, a propósito de las elecciones presidenciales."Ese futuro nos pertenece a los venezolanos que queremos que se respete la vida", escribió en su columna publicada los domingos.

Lea la columna de opinión del postulado a la Presidencia de la República:

Con la victoria de nuestro proyecto, el 15 de abril será para Venezuela el día que inicie el camino hacia la paz y el encuentro de todos para construir el futuro que merecemos. Y lo sé porque en ese futuro que deseamos y conquistaremos los venezolanos ni la violencia, ni la exclusión ni el insulto conseguirán de dónde afianzarse.

Ese futuro nos pertenece a los venezolanos que queremos que se respete la vida, que se pueda progresar sin que nadie se quede en el camino, que se acaben las mentiras Y vamos a lograrlo porque si algo tiene el futuro es que es indetenible.

Esta lucha que estamos llevando adelante junto al pueblo venezolano es contra los corruptos y los enchufados. Esta lucha es contra los abusos de un Estado que ha sido secuestrado por un partido político cuya dirigencia cada vez piensa menos en sus militantes y más en mantenerse atornillados en sus puestos. Esta lucha es contra los vicios de la política de quienes, cada vez que hay una elección, juegan con la esperanza del pueblo para engatusarlo.

Y son precisamente los militantes del partido de gobierno quienes mejor saben que en cien días Nicolás nos ha empobrecido a todos. Y la causa no es otra que su incapacidad para conducir el Estado. Ni siquiera con todas las marramucias que han hecho los poderes cómplices para mantenerlo en el ejercicio le han servido para hacerle algún bien al país. Teniendo todo el poder en sus manos no ha hecho absolutamente nada, aparte de esconderse detrás de un nombre que usa como excusa.

La nuestra es una lucha épica porque no le tenemos miedo a ninguno de esos obstáculos que intentan ponernos, producto del desespero. Nuestros hermanos que tienen menos recursos son los primeros decepcionados del desempeño de alguien que está usurpando un cargo para el cual no recibió el voto de los venezolanos.

Cada acto de corrupción, cada abuso, cada despropósito de este gobierno se convierte en una razón más para defender a Venezuela de su incapacidad, en más fuerza para cada uno de nosotros. Nada les permitirá torcer la voluntad de nuestro pueblo ni nuestras ganas de hacer de este país un lugar mejor para cada venezolano, sin importar su tendencia política.

Nuestra propuesta no asusta ni amenaza: convoca, esperanza y fortalece los deseos de vivir mejor que tiene cada madre, cada hermano, cada vecino. Y si Nicolás y su combo deciden utilizar a las instituciones del Estado para su campaña, usando el dinero de los venezolanos para beneficiarse políticamente, nosotros usaremos la institución más sólida de nuestro país, la que nunca se equivoca: la familia. En la comunidad, en el trabajo, con el amigo. Cada miembro de las familias que quieren un mejor futuro convertido en un movilizador. Cada sueño de un venezolano convertido en una razón.

Por eso a ellos lo que hoy más los asusta es que no tengamos miedo. Y es comprensible. Nicolás, como presidente encargado, ni siquiera ha logrado convencer a su militancia, quienes se han visto tan afectados como cualquiera por su irresponsabilidad, su Paquetazo Rojo y su falta de consideración con quienes menos tienen.

No lograron asustarnos ni amilanarnos: el 15 de abril se demostrará que no hay maquinaria corrupta que valga cuando los ciudadanos deciden mejorar sus vidas gracias al voto. Ésa será nuestra épica: no un repaso de memoria de hechos del pasado, sino la verdad y la voluntad puestas en cada acción del presente pensando en nuestro futuro. Los héroes del país que está por venir están hoy en cada casa y en cada comunidad, trabajando por esta victoria.

Este nuevo recorrido que he estado haciendo por el país me ha servido para reafirmar mi voluntad y mi vocación de servicio al pueblo venezolano. Por donde hemos pasado las deudas del gobierno central siguen intactas y tanto los problemas como los culpables siguen siendo los mismos. La incapacidad de Nicolás y su combo para darle alguna solución al pueblo ha quedado demostrada en cada región del país que sigue esperando que alguien gobierne a favor de los venezolanos y para los venezolanos.

Los venezolanos saben lo que nuestra propuesta ofrece para los primeros 100 días de gobierno. Lamentablemente también sabemos lo que es capaz de hacer Nicolás en apenas cien días de desastre. Ese contraste es imposible de ocultar: la inflación está batiendo récord y se siguen haciendo los locos con las dos devaluaciones con las que apuñalaron a cada venezolano y ahora pretenden pintarle pajaritos en el aire a quienes creyeron en ellos el año pasado.

Ya no les sirve de nada tener a la gente esperanzada en listas de viviendas, porque su lista de promesas incumplidas y problemas se ha vuelto mucho más grande. Ya no les sirve de nada regalar lavadoras y neveras, porque las familias de nuestros barrios no quieren seguir teniendo que pagar funerales de sus seres queridos por culpa de su incapacidad para darnos seguridad. Ya no les sirve de nada comprar a los que se dejan comprar, porque lo que hoy les reclaman quienes confiaron en ellos no son cosas que se venden. Es la vida. Es la tranquilidad. Es todo lo que han sido incapaces de lograr.

Por eso sabemos que los votos con los cuales derrotaremos al miedo vendrán de lo que ellos creen que hoy son sus propias filas. Son muchos los decepcionados y muy pocos los que están vestidos de rojo y comiendo del petróleo a más de cien dólares. Y eso cada día queda más claro. Es el momento de un cambio de gobierno y aquí estamos nosotros para asumir esa responsabilidad. Sabemos cómo hacerlo y no será escondiéndonos detrás de nadie, sino resolviendo los problemas como deben resolverse: con eficacia y pensando en el futuro.

¡Un futuro mejor y para todos los venezolanos! Sigamos adelante.