miércoles, 23 de abril de 2014

 

Nacionales

25 / 01 / 2008
- 09:44:07
Canciller Maduro negó que Maionica sea agente del gobierno de Venezuela
/ AQB

El canciller venezolano, Nicolás Maduro, negó que el abogado Moisés Maiónica sea un agente encubierto de su gobierno para ocultar el escándalo de envío clandestino de fondos a Argentina, pese a que éste se declaró culpable de los cargos el viernes en Estados Unidos.

 

"Se sabe cómo funciona la justicia del gobierno terrorista de (George W.) Bush. Esa justicia terrorista miente descaradamente, miente la persona que diga que es agente de nuestro gobierno para este caso. Quién sabe qué chantaje funcionó para que declarara eso", dijo Maduro a la prensa.

 

El canciller sostuvo que en el estado de Florida (sureste de Estados Unidos), donde se sigue el caso, funciona "una verdadera mafia".

 

"Es un proceso amañado, forma parte de la desesperación. El gobierno de Bush en sus estertores, en sus últimos minutos, se ha puesto más peligroso y amenazante", agregó.

 

Maiónica es acusado de haber viajado a Miami enviado por el gobierno del presidente Hugo Chávez para ocultar el escándalo del envío clandestino de fondos, supuestamente para la reciente campaña presidencial argentina.

 

"Según la acusación y la declaración de Maiónica a la corte, los acusados coordinaron y participaron en una serie de encuentros" con el empresario estadounidense-venezolano Guido Antonini Wilson para que este ocultara el origen y destino de 800.000 dólares enviados desde Venezuela a Argentina, dijo la fiscalía federal estadounidense.

 

Antonini Wilson fue el encargado de llevar desde Caracas a Buenos Aires el maletín con 800.000 dólares, en un vuelo charter rentado por una empresa pública argentina de energía.

 

El dinero le fue incautado por las autoridades aduaneras a su llegada a Buenos Aires, pero el empresario no fue detenido, ni interrogado en ese momento, y regresó a Miami donde reside.

 

Otros tres detenidos en el caso, los empresarios venezolanos Carlos Kauffmann y Franklin Durán, y el uruguayo Rodolfo Wanseele Paciello, se declararon inocentes antes del inicio del juicio oral, previsto para el 17 de marzo.