lunes, 21 de abril de 2014

 

Internacionales

29 / 12 / 2012
- 03:18:09
Abaten en México a cuatro personas que intentaron robar el cadaver de un capo
Abaten en México a cuatro personas que intentaron robar el cadaver de un capo
AJGC / Globovisión/AFP
Cuatro presuntos miembros del cártel de drogas Los Zetas fueron abatidos en Veracruz, en el este de México, cuando intentaban robar a las autoridades el cadáver de su capo local, Ángel Enrique Uscanga, alias "El Pokemón", informaron este sábado fuentes oficiales.

La madrugada de este sábado, "fuerzas del orden repelieron una agresión y abatieron a cuatro delincuentes", quienes "intentaban sustraer" el cuerpo de Uscanga, jefe del cártel Los Zetas en la ciudad de Córdoba, informó la Marina en un comunicado.

El viernes por la noche, la fiscalía local confirmó la muerte de Uscanga y de otros cinco presuntos delincuentes, tras un operativo de seguridad efectuado el 27 de diciembre.

Un día después de esa operación, las autoridades informaron sobre la ejecución de cuatro personas de sexo masculino en el municipio Tres Valles, como resultado de la reconfiguración del grupo criminal.

Los cadáveres fueron hallados con huellas de tortura, el tiro de gracia y un mensaje de parte de narcotraficantes.

"Por Z extorsionadores, cobradores de piso, halcones taxistas mugrosos", decía uno de los mensajes, mientras que las autoridades se reservaron el contenido de otro, aparentemente dirigido a un jefe de policía, según medios locales.

Veracruz es escenario de pugnas entre miembros de Los Zetas, un cártel encabezado por exmilitares mexicanos que desertaron en la década de 1990.

La noche del viernes, la policía de Tres Valles halló además, junto a la capilla de la Santa Muerte (figura de culto mexicana) de la comunidad Las Yaguas, otros cuatro cadáveres, que estaban atados de pies y manos, con huellas de tortura y el tiro de gracia en la cabeza.

El culto a la Santa Muerte, simbolizada a través de un esqueleto vestido de mujer, cuenta con muchos seguidores en México y está vinculado a distintos tipos de delincuencia como el narcotráfico, aunque es practicado por una amplia población que no está ligada con este delito.

La Santa Muerte obtuvo en 2003 el registro oficial como asociación religiosa, aunque lo perdió tiempo después por presiones de la jerarquía católica.

Según recuentos de prensa, la ola de violencia ligada al narcotráfico ha dejado más de 60.000 muertos en México desde diciembre de 2006, cuando el gobierno lanzó una ofensiva militarizada contra los cárteles de las drogas.