Y después de la invasión, ¿qué?

Hace unas semanas escuchamos que el presidente Trump habló de una intervención externa a Venezuela, como una salida a su crisis.

Esta noticia, es triste, pero permite una aproximación a nuestra realidad: “representamos un peligro para la región”.

Lo miserable de esta tragicomedia, en la que estamos inmersos, es que hay incautos que piensan que esta pudiera ser una solución, pero lo “peor y más negro”, como dice mi mama, es ver a dirigentes de la oposición -en un exilio que ellos mismos se crearon-, tratando de impulsar esa idea. ¡ Que pena!

Los venezolanos no merecemos este tipo de mensajes trasmitidos por algunos que -además de haber demostrado incapacidad y traición en el ejercicio de su profesión-, ahora se dedican a despotricar en medios foráneos y, así, los vemos por las calles de Madrid, Londres, Nueva York, muy bien vestidos y alimentado. No me refiero a todos, pues hay algunos en la oposición muy serios a quienes les digo “chapeau”.

Si lo que queremos para Venezuela es esa posible invasión, al estilo de Hollywood, sigamos colaborando, para que nuestro aletargado pueblo viva de una ilusión que jamás se convertirá en realidad. Sentémonos a esperar entonces y, en el ínterin, preparemos las plumas para escribir la historia en abstracto y relatemos, como testigos, los caminos del olvido al que llevamos a Venezuela y así veremos cómo se pintarán en el hondo silencio las ruinas de una Venezuela desvelada por la emoción dormida de sus pueblos y paisajes, inducida lamentablemente por venezolanos que esperaron por un Mesías que solo se encuentra en la imaginación de unos pocos.

Si, por el contrario, aceptamos que la solución está en nuestras manos, busquemos mejores momentos, lleguemos a los sufridos, sembremos la esperanza de lo que debe ser, eduquemos para la democracia, promovamos el dialogo con inclusión y aceptemos que somos, cada quien, en proporción, culpable de este destino que muchos se resignan a llamar :“mala suerte”.

En estos tiempos el mundo está lleno de problemas y ya nosotros estamos pasando de moda, así que dejemos de hacer el tonto y dediquémonos más bien a buscar soluciones, que las hay, y no son violentas, ni externas, ni están en manos de policías, ni de militares.

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/globovision_oficial y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en InstagramFacebook y Twitter.