Vertu, fabricante de celulares extravagantes y costosos, se declara en bancarrota

Vertu fue por varios años sinónimo de lujo y hasta poder, aunque no muchas veces estuviera relacionado con lo último de la tecnología. Esto se debe a que fueron los responsables de fabricar celulares con diseños extravagantes.

Entre los materiales empleados estaban la piel de avestruz, piedras preciosas, como rubíes o diamantes, acabados de lujo en aluminio y titanio y hasta pantallas de zafiro, lo que hacía que los precios llegarán a superar los 30.000 dólares por teléfono. Este jueves Vertu se despidió del mercado.

Vertu nació originalmente como una filial de lujo fundada por Nokia en 1998, sus oficinas y fábrica se encontraban en Reino Unido, donde se encargaban de fabricar teléfonos exclusivos bajo Symbian. Sin embargo, Nokia y su venta a Microsoft  terminó por afectar el negocio de Vertu, que finalmente está anunciando que echan el cierre de la fábrica.

Deuda millonaria

Después de que Nokia pasara a manos de Microsoft, Vertu fue vendida al fondo de inversión privado EQT en 2012 por una cantidad, no confirmada, de 200 millones de dólares. En 2015, y ante los problemas financieros, nuevamente se puso en venta y fue la compañía china Godin Holdings quien la adquirió por una cantidad no anunciada.

Un año después, en 2016, Godin Holdings no encontró la forma en que Vertu pudiera ser rentable y la puso a la venta. Fue aquí donde apareció Murat Hakan Uzan, un empresario turco exiliado en París, quien la adquirió por 64 millones de dólares. El empresario prometió que la compañía de móviles resurgiría y liquidaría su deuda que ascendía a poco más de 165 millones de dólares.

Este jueves el empresario confirmó que no ha logrado rescatar a la compañía y ésta cerrará sus operaciones en el Reino Unido, lo que incluye el cierre de la fábrica, sus oficinas, además de sus tiendas ubicadas alrededor del mundo, lo que significa que más de 200 personas se quedarán sin trabajo. 

No se ha mencionado nada acerca del soporte a los actuales propietarios, ya que hay que recordar que Vertu contaba con un servicio de concierge las 24 horas con sólo oprimir un botón.