Vértigo: Síntoma complejo

BioEmocionate

Las especialistas en otorrinolaringología, Lisbeth Hernández y Amalía Mora, coincidieron en aclarar que el vértigo no es una enfermedad sino un síntoma que pueden desarrollar los pacientes que sufren de laberintitis o Síndrome de Meniere.

Explicaron que el vértigo se caracteriza por la sensación  de que todo el mundo gira alrededor. Sin embargo, pese a ser un síntoma presenta complejidades por si solo.  Puede clasificarse en dos tipos según su origen en central o periférico.

El vértigo central se origina en el sistema nerviosos central (cerebro, cerebelo, tallo cerebral, encéfalo), mientras que el periférico se relaciona directamente con el oído interno o laberinto.

Este síntoma viene acompañado de otros que pueden ocasionar grandes molestias en los pacientes. Estos síntomas varían dependiendo del tipo de vértigo. Si es de origen periférico la sintomatología es neurovegetativa tales como sudoración, nauseas, vómitos, perdida del equilibrio, sensación de oídos tapados o de ruidos.

El vértigo de origen central va acompañado de hipotensión, perdida del conocimiento, dolor de cabeza o migraña.

Aunque no es una enfermedad por sus características alarma a los pacientes y los lleva a las consultas médicas por lo cual se asume como un padecimiento cuando en realidad está avisando de la existencia de una patología.