Venezuela: realismo e ilusión

2018 con pronósticos de mayor dificultad. Los que tenían un plan B ya se fueron y unos cuantos ligan a la catástrofe sin importarles los nos quedamos. Afuera están también los enriquecidos que despotrican del sistema, de quienes les ayudaron y de manera descarada en las tertulillas del “exilio” celebran los saqueos, las listas de los sancionados, las penurias, y reclaman “porque el pueblo no hace nada”.

A pesar de todas las dificultades, del hambre, de la escasez de medicinas, la hiperinflación, el deterioro social y la inseguridad el gobierno aún cuenta con un apoyo del 20% de la población, algo inexplicable; con eso y algunas “astucias” se pueden mantener tranquilamente.

Hay un sentimiento de fraude generalizado, pero eso no genera votos. El chavismo ha logrado hacer brotar un resentimiento que se ha cargado a la clase media y espanto a miles. El odio a la inteligencia es parte del plan.

Penurias no sacan gobiernos, dejemos de pensar en que los cerros van a bajar , los venezolanos por razones históricas somos muy vagabundos.

La crisis no afecta a todos por igual .Un 75% de la población depende de ayudas; esos ya son indiferentes, no les interesa la política, además las bolsas de comida les resuelven algo.

Ante un sistema como el nuestro, con una oposición fracasada, en una eterna “guachafita”, sin un verdadero líder pensando en grande, que solo buscan cuotas de poder, la única manera de conseguir algo es involucrar a la sociedad civil y negociar con dignidad. Quisiera, pero no veo otra salida.

El gobierno no tiene otra que entender que debe liberar los controles y dejar de atacar a los pocos actores comerciales; esos no son enemigos, como tampoco lo es el imperio. Hay que incentivar la iniciativa privada y generar confianza urgente, entre otras medidas.

La realidad es: el gobierno trabajando para manipular a la oposición y la oposición fracturada y sin capacidad de presión. La ilusión es pensar que “al gobierno le queda poquito”.

El abismo perjudica mucho más a la oposición, por eso hay que esquivar las barreras del sistema, dejar de creer en el fracaso y aportar con optimismo en la dificultad. Nadie hará nuestro trabajo.

¡Venezuela no puede, no debe, morir de mengua en la oscuridad!


Si quieres recibir esta y otras noticias en tu celular descarga la aplicación Telegram, ingresa a este link https://t.me/globovision_oficial y dale clic a +Unirme. Desde ese momento estarás informado de todo lo que pasa en Venezuela y el mundo.