Venezuela en mora en la lucha contra el cambio climático

Archivo

Venezuela sigue en mora en materia de cambio climático. Sus pocos avances evidencian la débil gestión oficial.

Mientras otros países cuentan con una Ley específica para atender el tema, así como estadísticas actualizadas y hasta seis comunicaciones nacionales con estrategias específicas de mitigación y adaptación, Venezuela tiene poco que reportar. Prueba de ello es que aún no hemos ratificado el Acuerdo de París, apenas se publicó una comunicación nacional en Cambio Climático en 2005 y ni siquiera contamos con una Ley nacional que atienda el tema.

Adicionalmente, las estadísticas de gases de efecto invernadero se encuentran desactualizadas; no existe una oficina que reúna a los diversos sectores involucrados para atender el tema; no existen una política de estado que impulse la ecoeficiencia y la producción limpia a nivel nacional, y se promueven modelos de desarrollo insostenibles como el Arco Minero del Orinoco.

El cambio climático llegó a su punto de no retorno, pues el planeta ya cambió y será muy difícil volver a las condiciones de la atmósfera antes de la revolución industrial.

Afortunadamente, muchos gobiernos del mundo han tomado acciones y orientado sus esfuerzos no sólo a mitigar sus emisiones, sino a desarrollar medidas que garanticen nuestra adaptación al cambio climático.

Sin embargo, tan crítica es la situación que, pese a que enfrentemos con firmeza el problema, los efectos aún persistirán en el planeta al menos 1.000 años más. De hecho, miembros del panel intergubernamental de expertos en Cambio Climático señalan que entre 15% y 40% del CO2 emitido puede permanecer en la atmósfera, el nivel del mar podría subir entre 26 y 82 centímetros y la temperatura promedio del planeta aumentar hasta 4,8 grados a finales de siglo.

Como país petrolero, Venezuela debería asumir el tema del cambio climático con mayor responsabilidad, integridad y transparencia.