Panamá pide a Maduro que acepte llamado del Papa a convocar elecciones

Archivo / Referencial

El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, solicitó este sábado al jefe de Estado, Nicolás Maduro, que acepte el llamado del Papa Francisco y que convoque unas "elecciones democráticas" como solución a la actual situación del país.

"Varela apela a que el Presidente Maduro antepondrá el bienestar de su pueblo y dará pasos concretos para detener la confrontación en el país, que se ha agravado tras el llamado unilateral (del Gobierno) a una Asamblea Constituyente", señaló en un comunicado la Cancillería panameña.

La petición del mandatario evoca lo conversado con su homólogo venezolano en la VII Cumbre de la Asociación de Estados del Caribe (AEC) en La Habana, Cuba, donde Maduro "aceptó la participación del Vaticano en la mediación de una negociación seria y sincera, entre Gobierno y oposición venezolana", informó la Presidencia panameña.

(Lea también: Papa Francisco podría enviar un mensaje a Venezuela durante visita a Colombia)

Panamá dijo que concuerda con el llamado "a encontrar una solución negociada y al más estricto respeto a los valores democráticos y los derechos humanos", según la información oficial.

Asimismo, el Gobierno de Panamá reiteró igualmente su "profundo rechazo" a todos los actos de violencia ocurridos en Venezuela, donde las recientes protestas que suma 77 días ha dejado al menos 74 muertos y más de un millar de heridos.

Constituyente

Un total de 23 expresidentes iberoamericanos firmaron este viernes en México una declaración en la que denuncian la situación en Venezuela y piden la paralización de la Asamblea Constituyente, al considerar que supone un "punto final" para la democracia.

"La Declaración de México" es una llamada a la acción a los participantes en una reunión de cancilleres sobre Venezuela que se celebrará el 19 de junio en Cancún, antes de la inauguración formal de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos.

"Reiteramos nuestra profunda preocupación por la total ruptura del orden constitucional y democrático, la violación sistemática y generalizada de derechos humanos y la violencia provocada por las fuerzas del orden", indicaron los exmandatarios.