Tiempos de cambio: Sabotaje, la palabra favorita

GV

Nunca una palabra había sido tan usada,machacada y repetida tantas veces por un gabinete en pleno. Nunca antes un término sirvió siempre de excusa para achacar a terceros la incapacidad, la indolencia, la irresponsabilidad y hasta la corrupción. 

Desde que el presidente Nicolás Maduro la usó por primera vez ya es moneda de uso corriente en todo el oficialismo. Y no hay forma ni manera de que la sustituyan por palabras o frases como "perdón"," fue culpa nuestra" "no tomamos las previsiones", "hicimos mal los cálculos" u otras similares. Ni pensar en que pueden decir o admitir "tomamos el presupuesto para otra cosa", "había campaña electoral y nos pidieron cien mil franelas e igual cantidad de refrigerios" . Ni mucho menos, " tuvimos que depositar lo de las carreteras en una cuentica en dólares ".

Por supuesto que es imposible pedir tal cosa a un gobierno que le tiene alergia a la autocrítica y que prefiere estacionarse cómodamente en el hombrillo de las justificaciones. "Todos son culpables menos nosotros". Y en eso se ha ido estos cinco años de la actual administración de Nicolás Maduro . El sabotaje generalizado no lo ha dejado trabajar . Y aquí van ejemplos concretos e incontrovertibles.

¿Será que las fincas expropiadas no volvieron a producir porque alguien le echó un veneno a las tierras y se secaron las inmensas siembras hechas en revolución?¿Las vacas, los pollos y los cerdos hicieron huelga de patas caídas y por eso los altos precios del bistec, la chuleta y la pechuga, dado que la producción se cayó debido a la abstinencia de los animales ? ¿Pasó también con los peces, que no se multiplicaron, porque el número uno los confundió con el miembro varonil?

¿El ferrocarril que iba a atravesar buena parte del centro norte del país no se terminó por culpa de infiltrados en las obras?. Entonces no hay para qué pedir cuentas.

¿Será que los hospitales están colapsados porque los enemigos del gobierno se disfrazan de pobres y, como no tienen oficio, se turnan para abarrotar las emergencias y salas de hospitalización , se roban los medicamentos y le quitan los equipos a los médicos ?

Aunque usted no lo crea, seguramente las iguanas y los rabipelados fueron captados y contratados por la Legión Animal de la CIA. Apuesto a que las autopsias realizadas a estos bichos revelan que se comieron miles de kilómetros de cable. Y de ahí el origen de los apagones. Nada de fallas en la generación o distribución. El mantenimiento al día, todo al día... Y todo culpa de saboteadores 4 contratados por el imperio.

¿Los niños comiendo de la basura? No dude de que se trata de imágenes de chamos nacidos en Londres, París o incluso Beijing, superpuestas en nuestras calles y avenidas mediante tecnología de primer mundo, que de paso los hace ver como si hubiesen nacido en Catia, La Vega o Petare.

El éxodo de venezolanos al exterior es otro invento. Van a gastar el excedente de sus salarios y a pasar unas largas vacaciones, todo con el objeto de hacerle daño a este país potencia. 

La falta de combustible, de lubricantes y de repuestos tampoco es culpa del gobierno sino de los malos hábitos de consumo de los venezolanos, porque se acostumbraron a cambiar de aceite a su vehículos una vez a la semana. No hay contrabando ni nada de eso . Y se produce en cantidad mas que suficiente.

¿Y lo de la hiper inflación?, todo el mundo es testigo de que desde la llegada al poder de Donald Trump el bolívar ha sido víctima de un ataque despiadado. Nadie puede negar que hace apenas un año teníamos una moneda dura, nuestro bolívar fuerte. Nadie andaba atrás de un dólar. Ni el tal Dólar Today nos ha hecho tanto daño como la guerra económica plus de la actual administración norteamericana. Ah, y si de corrupción se habla, pues eso fumea por los lados opositores. Este ha sido el gobierno más pulcro de la historia.

¿Verdad señor contralor? ¿ Para qué investigar los guisos de Odebretch si todos sabemos que eso fue en Perú, Brasil, Colombia y otros países enemigos?

¿Lo de las cárceles ?... Si hay armas las mete la oposición. Sin duda. Los pranes son otro invento . Lo mismo que el incumplimiento de medidas de libertad ordenadas por los tribunales a inexistentes presos políticos. Si hay injusticia no será en Venezuela. Aquí no ha matraca, extorsiones ni cuerpos de seguridad infiltrados por hampones.

Aquí no pasa nada malo. Y si llegara a pasar por supuesto que la culpa es de los enemigos de la revolución , de los " compatriotas apátridas", como los bautizó Aristóbulo, quien tampoco es culpable de haber dicho semejante barbaridad. Algún infiltrado le interfirió el razonamiento.

Ah, y de la falta de agua, hay un chorro de argumentos para desmentir a quienes viven protestando con todos y palanganas.

La canción de moda entre los altos funcionarios del gobierno es "si te vienen a contar cositas malas de mi... manda todos a volar y diles que yo no fui. Yo te lo juro que yo no fui..."