Sully Bush: fidelidad y entrega canina hasta el final

Una vez más la realidad superó a la ficción. Mucho es lo que se ha dicho, escrito o filmado sobre la eterna lealtad que los caninos le profesan a sus dueños humanos. Esta vez la enternecedora  estampa tiene el nombre de George y Sully Bush, el expresidente estadounidense y su perro, fiel hasta el último día.

El retrato del can descansando sobre el ataúd de su amo fallecido recientemente a los 94 años de edad, conmovió a América y a los internautas del mundo. 


El asesor de Bush, Jim McGrath fue el encargado de publicar esta gráfica en Twitter, con la leyenda: "misión cumplida"


La relación entre ambos fue corta pero significativa: el labrador retriever llegó a casa de los Bush en junio, para acompañar a George, que debido a su avanzada edad y diagnosticado con la enfermedad de Parkinson, pasaría sus últimos años en una silla de ruedas. 

(Lea también: Cuerpo del expresidente George H.W Bush se encuentra en el Capitolio de EEUU) 

Designado como el "guardián" del 41 presidente de los Estados unidos, Sully no era un can ordinario, se trataba de un dedicado servidor, entrenado por American Vet Dogs, organización estadounidense, que se dedica a proporcionar perros para acompañar a los veteranos de guerra. 


Vigilante a los pies del su amo 


Sully podía abrir puertas, agarrar artículos que Bush no pudiera  alcanzar y pedir ayuda en caso de una emergencia, el perro de dos años, acompañaba al mandatario desde el fallecimiento de su esposa Barbara ocurrido en abril. 

Pero la misión del entrañable can no terminó con la muerte de su último compañero, tras su partida, el labrador retriever, trabajará con American Vet Dogs, para brindar terapia ocupacional y física, para los antiguos soldados estadounidenses. 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/globovision_oficial y dale click a+Unirme. Además sigue nuestro perfil en Instagram, Facebook y Twitter